Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lendoiro deja la presidencia del Deportivo tras 25 años en el cargo

El presidente del club coruñés no se presentará a la reeleccióón y se irá el 21 de enero

Tan singular e irrepetible es que hasta eligió la mañana del día de Nochebuena para anunciar su adiós. Augusto César Lendoiro ha puesto fecha de caducidad a su trayectoria como presidente del Deportivo. Será el 21 de enero cuando deje su cargo el dirigente que más tiempo acumula en España al frente de un club de fútbol profesional (25 años). Para ese día está fijada la junta de accionistas que determinará quién toma su relevo. Antes habrá una cita referencial para la entidad y sobre la que Lendoiro matiza que estará al frente para firmar el día 10 el convenio con los acreedores que marcará la hoja de ruta del club. Un convenio para el que no hay aún acuerdo con el principal acreedor, la Agencia Tributaria

 

El empresario coruñés Constantino Fernández Pico se perfila como su sustituto

Lendoiro se marcha, pero se ha asegurado esa última baza para la que promueve una quita que no exceda del 33% y no acarree, en consecuencia, la apertura de una pieza de calificación sobre su gestión por parte del juzgado mercantil que lleva el proceso concursal del Deportivo. Se va con un bagaje deportivo impensable para un club que cuando llegó a la presidencia en 1988 había disfrutado de 21 campañas en Primera División. Hoy suma 42 además de una mochila con una Liga, dos Copas, tres Supercopas y una magnífica trayectoria en competiciones europeas. Pero ese mismo Lendoiro es el que ha pilotado el Deportivo hasta el filo del abismo. La empresa que ha auditado las cuentas del club asegura que estaba el 30 de junio pasado en causa de disolución. Los acreedores demandan pagos que superan los 160 millones de euros.

Camino de los 69 años, 53 al frente de entidades deportivas y 25 en uno de los máximos estandartes del deporte gallego, Lendoiro dice un adiós que puede ser un hasta luego incluso lejos de su tierra. “Si me llega alguna oferta interesante la estudiaré”, explicó en una rueda de prensa en la que no se cerró a la posibilidad de trabajar de la mano de una de las amistades más estrechas que ha tejido, el representante portugués Jorge Mendes. En todo caso, lo más lógico es que el relevo lo asuma el empresario coruñés Constantino Fernández Pico. Vinculado al sector de las tecnologías de la comunicación, Fernández apenas posee alrededor del 1% de las acciones del club, pero en las últimas semanas consiguió el apoyo de un tercio de los poseedores de títulos. En la junta ordinaria del pasado viernes logró superar de manera nítida los apoyos de Lendoiro, al que pidió que incluyera en el orden del día un punto que abriera la posibilidad de someter a plebiscito su continuidad.

Esa Junta supuso un varapalo para Lendoiro, que vio cómo se negó la aprobación de las cuentas y el presupuesto del club y se reprobó el informe de gestión presentado por su Consejo de Administración. Lo asimiló apenas unos días después, justo cuando el equipo de abogados de Fernández ultimaba la presentación de una querella por impedir la votación que planteaban el pasado viernes para decidir si se votaba el adiós de Lendoiro y su equipo. “Parece claro que se quiere un cambio”, apuntó el dirigente en un adiós en el que, pese a que de principio pareció intentar dejar a un lado la acidez, acabó por firmar un mensaje final a su presumible sucesor: “¿Tú quieres el juguete? Toma el juguete, utilízalo bien y que lo disfrutemos todos”.