Detenidas cuatro personas por el “Proyecto Pilla-pilla” de acoso a gays

A los retenidos, de entre 19 y 24 años, se les acusa de los delitos de provocación a la discriminación por motivos homófobos, contra la integridad moral y coacciones

Mikola Zatkalnitsky.
Mikola Zatkalnitsky.

Los Mossos d'Esquadra detuvieron ayer a cuatro presuntos miembros del autodenominado Proyecto Pilla-Pilla, que se dedicaba a difundir imágenes por Internet de adultos homosexuales que asistían a una falsa cita concertada por chat con jóvenes que se hacían pasar por menores de edad.

La policía atribuye a los detenidos, de entre 19 y 24 años y vecinos de Granollers, los delitos de provocación a la discriminación por motivos homófobos, contra la integridad moral y coacciones, si bien será el titular del juzgado de instrucción 4 de Granollers quien decida los delitos que les imputa. La investigación continua abierta y los Mossos no descartan más detenciones.

La iniciativa, inspirada en acciones de grupos homófobos nacionalistas rusos, empezó a funcionar a principios de noviembre. Los miembros de este proyecto entraban en chats a buscar a gays de entre 30 y 50 años y les aseguraban ser un joven de 16 con ganas de tener sexo con ellos. Una vez se concertaba la cita, los jóvenes acudían con cámaras y grababan, retenían y coaccionaban a las víctimas. A continuación colgaban los vídeos en Facebook bajo el precepto de “desenmascarar pederastas”, si bien una relación consentida entre un adulto y un menor no se considera delito en España a partir de los 13 años.

El grupo, que ha actuado en la zona de Granollers y de Les Franqueses del Vallès, ha subido durante estas semanas al menos tres vídeos en Facebook y Twitter en los que aparecen homosexuales “cazados” por el colectivo. La difusión de los vídeos ha generado mucho revuelo en la Red durante las últimas semanas, enfrentando a detractores y partidarios de esta iniciativa. El fiscal especial para delitos de odio y discriminación de Barcelona, Miguel Angel Aguilar, ordenó el pasado 19 de diciembre abrir una investigación y los Mossos emplazaron a los colectivos homosexuales a denunciar los casos que conozcan.

El presunto cabecilla de la banda es Mikola Zatkalnitsky, alias El Ruski, de 21 años y nacido en Ucrania, aunque residente en España desde hace años. En los vídeos se le puede ver rodeado de sus amigos actuando de forma elocuente con los homosexuales a los que anteriormente ha engañado. Los Mossos no han informado de si Zatkalnitsky está entre los cuatro detenidos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS