El Parlament pone fin a las pelotas de goma sin pactar una alternativa

ICV y CUP rechazan la propuesta porque las opciones para sustituirlas se consideras lesivas para los ciudadanos

Imagen de los antidisturbios en Barcelona en la huelga del 14 de noviembre de 2012.Foto: atlas | Vídeo: Atlas

El Parlament ratificó ayer el fin de las pelotas de goma, con la votación favorable a las conclusiones de “la comisión de estudios de los modelos de seguridad y orden público y el uso de materiales antidisturbios en manifestaciones”, que ya votó a favor de eliminar estos proyectiles. El punto que pide acabar con las pelotas de goma fue votado por Convergència i Unió, Esquerra y Ciutadans. El Partit dels Socialistes se abstuvo; Iniciativa y la Candidatura d'Unitat Popular, los partidos que más han protestado contra estos proyectiles, votaron en contra. Tanto ICV como la CUP rechazaron algunas de las conclusiones al oponerse a que haya alternativas a las pelotas de goma que sean material antidisturbios que consideran lesivo para los ciudadanos: los proyectiles viscoelástico o el agua a presión. Los grupos favorables a una alternativa para los antidisturbios no se pusieron de acuerdo sobre cuál es el mejor sistema.

Donde sí hubo unanimidad fue en las propuestas para “reparar el daño” causado a las víctimas de las peloas de goma y prever “mecanismos de compensación” a las personas que hayan sufrido daños temporales o permanentes a causa del impacto de uno de estos proyectiles.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS