Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La marcha de Ryanair y el abandono de la ruta a Madrid de Easy Jet castigan a Loiu

Jon Gangoiti destaca desde Bilbao Air el crecimiento de los pasajeros de vuelos internacionales

La Sociedad para la Promoción del Aeropuerto de Bilbao, Bilbao Air, estima que los tráficos de pasajeros caerán este año un 9,5%, lastrados por la crisis pero, fundamentalmente, por la salida de Loiu de Ryanair y el abandono de la ruta a Madrid de Easy Jet. Según los datos recogidos hasta noviembre, que representan prácticamente la totalidad del ejercicio en curso, serán los vuelos domésticos los principales responsables de esta caída, con un descenso del 16,5%. Por el contrario, los pasajeros de vuelos internacionales se incrementará alrededor de un 3,5%, muy por encima de la evolución que están registrando los aeropuertos de la UE.

Según ha explicado en rueda de prensa el director general de Bilbao Air, Jon Gangoiti, en el caso de los vuelos nacionales, la caída se dejará notar, sobre todo, en los destinos de negocios, ya que este tipo de vuelos experimentarán un descenso anual de la cifra de pasajeros del 24%. En menor medida, los vuelos nacionales a destinos vacacionales sólo caerán un 2,1% este año.

En estos datos tiene una incidencia el efecto de la salida de las low cost Ryanair y Easy Jet del aeródromo bilbaíno. Esta última operó en Loiu una conexión con Barajas entre febrero y octubre del pasado año que movió a unos 140.000 pasajeros desde el aeródromo bilbaíno. Por su parte, Ryanair transportó entre mayo y noviembre del año pasado unos 237.000 pasajeros a través de Bilbao.

Esos cerca de 400.000 viajeros menos con respecto al pasado ejercicio se han dejado notar, y el aeropuerto de Bilbao moverá este año unos 3,7 millones de pasajeros, una cifra similar a la de 2009.

Las perspectivas son "menos malas" para el próximo ejercicio

A pesar de la caída, Gangoiti ha destacado que este año se han abierto en Bilbao nuevos destinos regulares a Roma, Atenas, Oslo, Bucarest, A Coruña y Bolonia, y que nuevas compañías se han incorporado a destinos ya existentes, como es el caso de Vueling (Marrakech, Fuerteventura, A Coruña y Alicante), Air Nostrum (Palma, Jerez y Bolonia), Easy Jet (Lisboa), Orbes (Lanzarote, Tenerife y Fuerteventura) y Tuskish Airlines (con un vuelo diario a Estambul). Además, ha puesto en valor que el aeródromo ha alcanzado un "récord" de conexiones con otros destinos.

Respecto a 2014, ha dicho que las perspectivas son "menos malas", si bien ha explicado que el curso tendrá dos periodos bien diferenciados. Por un lado, hasta abril las estadísticas tendrán que hacer frente al efecto de la marcha de Ryanair, ya que la compañía irlandesa todavía operó en Loiu hasta este mes este mismo ejercicio. En este sentido, es previsible que en el primer cuatrimestre del año los tráficos registren aún descensos.

Sin embargo, a partir de abril el "reto" para La Paloma es empezar a crecer. El director general de Bilbao Air ha subrayado que, de producirse, el crecimiento hasta final de año será seguramente pequeño, por lo cual sería difícil que en el conjunto de 2014 el aeropuerto bilbaíno registre un incremento de pasajeros.

Eso sí, Gangoiti considera que ya "se ha tocado fondo", y que, aunque sea "lentamente", La Paloma volverá a la senda del crecimiento. En este sentido, se ha mostrado optimista con respecto a la posibilidad de que Loiu supere, no en demasiado tiempo, su cifra récord de pasajeros, 4,3 millones en el año 2007, algo para lo cual ha augurado que tendrían que pasar unos tres años.

El responsable de Bilbao Air también ha adelantado que la sociedad ha aportado sus sugerencias a la nueva directriz de la CE que regula las subvenciones y ayudas a aeropuertos y compañías aéreas y que, según ha remarcado, pueden provocar "desvíos de tráficos" de unos aeropuertos a otros y suponer casos de "competencia desleal".

Según ha explicado, esta directiva supone, en la práctica, una actualización de otra del año 2005 con la que Bilbao Air está de acuerdo, aunque solicita su aplicación efectiva y la imposición de sanciones en caso de incumplimientos. Y es que, tal y como ha señalado, la CE no actúa de oficio a la hora de investigar posibles casos de competencia desleal y, hasta la fecha, sólo lo está haciendo previa denuncia.