Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maíllo achaca la tragedia de Alcalá a “las políticas de recortes suicidas”

El coordinador de IU ve necesario que la Administraciones investiguen "hasta el final"

El coordinador general de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, afirmó este domingo que "el caso terrorífico" de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), en el que murieron tres miembros de una misma familia mientras que la hija pequeña, de 13 años, permanece ingresada a cuenta de una intoxicación alimentaria, "refleja la situación en la que se encuentran muchas familias en Andalucía y hasta dónde llegan las políticas de recortes suicidas".

Maíllo, que asistió este domingo al Consejo Provincial de IU en Jaén, ha incidido en la necesidad de movilización "como resorte desde Andalucía para abordar la necesidad de un cambio en el marco político impuesto desde el Gobierno del PP", pues el caso de la muerte de tres miembros de una familia podría haber sido causa de comer comida en mal estado. "Se trata de un situación crítica, por lo que hay que exigir una investigación de cómo ha podido ocurrir, cuál era la atención que tenía esta familia, si es que la tenía, y afrontar hasta dónde llegan las políticas de recortes que conducen a la no recuperación y a la no salida de la crisis".

Además, ha destacado que los recortes en servicios sociales también pueden provocar "una exclusión estructural". Por ello, ha apostillado el coordinador general de IU, "hoy, más que nunca es motivo de revelarse,porque tragedias como esta no pueden volver a pasar".

Finalmente, ha afirmado que es necesario exigir a la Administraciones que se realice una investigación "hasta el final" para saber "qué medidas no han sido atendidas".

Por otra parte, el secretario general del PSM, Tomás Gómez,  pidió este domingo en Madrid que lo ocurrido "sirva de alarma para poner los focos" en cómo la situación económica "está generando desigualdad". Gómez insiste en que en las crisis se generan desigualdades "en las que siempre ganan los mismos: los banqueros y la élite" y, por contra, "pierde la mayoría".

"La crisis hace que haya más ricos y millonarios pero también que haya más familias por debajo del umbral de la pobreza", ha precisado.A juicio de Gómez, cuando una sociedad es más desigual, es una sociedad más indigna".