Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agenda de la semana

De la muestra de Javier Hirschfeld, en Sevilla; al espectáculo flamenco 'Mi Carmen', en Málaga

'La chiquita piconera', de Javier Hirschfeld. Ampliar foto
'La chiquita piconera', de Javier Hirschfeld.

Al sur de Romero de Torres

Más morena es un ejercicio de sincretismo. Un ejercicio con el que Javier Hirschfeld ha conciliado la realidad senegalesa y el simbolismo andaluz de principios del siglo XX. Esto, que sobre el papel parece algo sumamente complicado, se muestra sencillo y bello ante un espectador que no necesita un conocimiento previo de ambas realidades para disfrutar de las obras. Hirschfeld (Málaga, 1979) presenta por primera vez, en el centro cívico Las Sirenas de Sevilla, la serie de 10 fotografías en gran formato en las que recrea, con senegaleses como modelos, algunas de las más conocidas pinturas del cordobés Julio Romero de Torres (1874-1930).

“La idea nació cuando vi la exposición Julio Romero de Torres. Entre el mito y la tradición en el Museo Thyssen de Málaga. Las fotografías las realicé en abril de este año, cuando estuve en Dakar como comisario de la muestra Málagorée: de puerto a puerto, una colaboración entre artistas españoles y senegaleses. El proyecto lo realicé en Gorea, una isla que está frente a Dakar y que tiene un pasado muy turbio, fue uno de los grandes puertos en los que embarcaban a esclavos africanos rumbo a América”, explica el artista, que forma parte del colectivo Los Interventores y que durante un lustro ha trabajado como editor fotográfico en la BBC de Londres, ciudad en la que comenzó a trabajar en la serie Angelitos negros, en la que reinterpreta las grandes obras del barroco español con personas de raza negra como modelos.

Más morena, que podrá verse en Sevilla hasta el 10 de enero y viajará después a varias ciudades entre ellas Málaga, Córdoba, Cáceres y Melilla, incluye también instantáneas en las que se recoge el proceso de trabajo para recrear las escenas de Romero de Torres en la isla senegalesa.

“Al igual que Romero de Torres, quien elegía los materiales y los diseños que vestían sus modelos [el pintor cordobés fue profesor de ropaje en la Escuela Especial de Pintura de Madrid], yo también escogí las telas en el mercado de Dakar y encargué los trajes a un sastre”, explica Javier Hirschfeld. A pesar de que se trata de estéticas totalmente diferentes, el artista capta la melancolía que emana de los retratos de Romero de Torres y las traslada a la realidad africana. Los escenarios son edificios abandonados y ruinosos, como la antigua embajada francesa en la que actualmente viven los bomberos.

La chiquita piconera, Las hermanas de santa Marina, La Argentinita o La buenaventura son algunos de los lienzos que han inspirado a Hirschfeld y cuyos originales pueden verse hasta el 12 de enero en el Museo de Bellas Artes de Sevilla. Junto a los retratos de mujeres, el artista malagueño presenta el de un campeón de lucha senegalesa, estableciendo así un paralelismo con la popularidad del torero Machaquito que Romero de Torres eligió para encarnar al héroe nacional. Más morena, premiada por la ONG SOS Racismo, no es solo un ejercicio de sincretismo entre el arte europeo y la cultura africana, sino también la apuesta de Hirschfeld por una estética diferente que puede verse en todas las obras, a pesar del aparente mimetismo de los modelos.

La fuerza de la palabra

El actor Juan Diego y el escritor Juan José Millás. ampliar foto
El actor Juan Diego y el escritor Juan José Millás.

Siendo niño, el escritor y periodista Juan José Millás ya se dio cuenta de que una palabra puede arreglar o estropear el día, porque “hay palabras que curan y palabras que matan”. De ese asombro y extrañeza por la fuerza y el dominio de la palabra nace La lengua madre, un monólogo escrito por Millás e interpretado por Juan Diego. Autor y actor han adaptado al teatro este texto, que se sumerge en ese agujero negro que se traga el dinero, el trabajo, la familia y la cultura llegando a arrasar lo más primario: la lengua madre. En este monólogo, que se representa en el Gran Teatro de Córdoba el día 20 (20.30), Juan Diego abre el diccionario, y no una ventana, seguro de que allí no encontrará ese lenguaje inventado por los que dominan el mundo, como test de estrés, hipoteca subprime o cash flow, tan de actualidad y tan alejado de la lengua madre.

‘Carmen’ se hace flamenca

Los viajeros y escritores románticos llegados a tierras andaluzas a finales del siglo XIX tenían la imagen idealizada de Carmen. Una mujer andaluza, de ojos negros encendidos de amor, pasión y odio. Sus crónicas periodísticas y libros difundieron por todo el continente europeo una visión de Andalucía llena de tópicos, con imágenes poderosas en las que se mezclaban bandoleros, contrabandistas, mujeres de grácil estampa y dibujos a plumilla de los más bellos rincones de la exótica tierra andaluza que recorrían en sus andanzas.

Un momento del espectáculo 'Mi Carmen'. ampliar foto
Un momento del espectáculo 'Mi Carmen'.

Sobre este mito de la mujer andaluza, al que dieron forma el escritor Prosper Mérimée en una trágica novela y el compositor Georges Bizet en su ardiente y apasionada ópera, se edifica el espectáculo flamenco Mi Carmen, que se estrena hoy domingo (19.00) en el Teatro Echegaray de Málaga antes de iniciar una gira por varias provincias de China. La obra se representará también mañana (21.00).

Con la dirección musical del guitarrista sevillano Antonio Andrade y la coreografía de Manolo Marín, Úrsula Moreno y José Galván, Mi Carmen adapta los temas clásicos de la ópera de Bizet, que son recreados e interpretados por el cuadro de música de la compañía Antonio Andrade: la cantaora Rocío Alcalá; José Luis García Cheíto al cante y percusión; Antonio Andrade y Francisco Moya a la guitarra y Vicente Domínguez a la flauta y al saxo. Andrade recupera los sonidos del flamenco más puro y los combina con los del flamenco más actual. Y ambos estilos los fusiona con ritmos de otros géneros, como el jazz, la salsa o sones árabes. El precio de la entrada es de 18 euros.

La cara más solidaria

El cantaor Arcángel. ampliar foto
El cantaor Arcángel.

El cantaor Arcángel mostrará el próximo día 19 la cara más solidaria del arte jondo. El onubense ofrecerá un recital de villancicos flamencos en la catedral de la Merced de Huelva (20.00), cuya recaudación irá destinada a la asociación Resurgir, que atiende a personas con escasos recursos. Arcángel estará acompañado por Miguel Ángel Cortés y Dani de Morón (guitarra); Agustín Diassera (percusión), Pedro Vinagre (bajo) y Macarena de la Torre y Los Mellis (coros y palmas). El repertorio de Arcángel en Navidad está compuesto por villancicos populares y por otros menos conocidos. El concierto, promovido por la Diputación onubense, forma parte de un ciclo que el artista ofrecerá por distintas localidades para dinamizar la red de teatros de la provincia. Arcángel también actuará el viernes 20 en el Teatro de España de La Palma del Condado (21.00).

Más información