Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herrero renuncia en el peor momento de la CEA y de la concertación social

La patronal cierra 2012 con un déficit de 12,4 millones tras la caída de ingresos

Le sucederá el representante de los empresarios malagueños

Santiago Herrero, presidente de la patronal andaluza. Ampliar foto
Santiago Herrero, presidente de la patronal andaluza.

Santiago Herrero, presidente de la patronal andaluza desde 2002, abandona el cargo. No volverá a optar a un nuevo mandato cuando en el primer trimestre de 2014 se abra el calendario electoral interno de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA). Herrero, de 65 años, deja el cargo en el peor momento por el que atraviesa la organización empresarial y cuando los acuerdos de concertación con la Junta de Andalucía y los sindicatos, vigentes desde 1993, están en entredicho.

El presidente de la CEA comunicará este jueves al comité ejecutivo y a la junta directiva su decisión de no prorrogar un nuevo mandato. En las conversaciones que ha mantenido con algunos miembros de su directiva y de otros ámbitos, ha argumentado su marcha por motivos de “cansancio” y por la necesidad de que haya un “relevo generacional”, según fuentes empresariales. Herrero es un hombre del aparato de la CEA. Ha sido secretario general y número dos con varios presidentes desde 1983 hasta que hace 12 años sustituyó al fallecido Rafael Álvarez Colunga.

Sin embargo, otras fuentes relacionan directa y exclusivamente su salida con los problemas financieros de la propia CEA, que en 2012 cerró el ejercicio con un déficit de 12,4 millones de euros, según datos oficiales de la patronal. Estas pérdidas se deben a varios motivos, pero la fundamental es la caída de ingresos procedentes de la Junta de Andalucía a través de los cursos de formación. Según los datos facilitados por la CEA en la asamblea celebrada en marzo pasado, los ingresos en 2011 por los convenios firmados con la Administración andaluza se redujeron en un 33%; en 2012 no ingresó ni un euro por este concepto, lo que mismo que en 2013.

La plantilla de la Confederación de Empresarios ha sufrido dos ERE

Con él en la presidencia, la CEA ha tenido que despedir a más de la mitad de su plantilla, cercana al centenar de empleados. Ha habido dos expedientes de regulación de empleo, de los que solo se han salvado 33 trabajadores.

En la actualidad, la Junta de Andalucía ha pedido el reintegro de subvenciones recibidas por la CEA para programas de cooperación que no ha ejecutado. La cifra que debe devolver es de 1.102.662 euros, incluidos los intereses de demora. Le queda por pagar 965.000 euros. También la Administración andaluza tiene en cartera reclamarle el reintegro de 1,7 millones de euros concedida a la Fundación para el Desarrollo del Sur de Europa, vinculada a la CEA, por una promoción de VPO que no ha entregado. Esta promoción también ha sido denunciada a la fiscalía por la Sociedad de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) por un desfase de entre 12 y 14 millones

La decisión de Herrero de no continuar coincide además en un momento delicado para la concertación social, a raíz de las facturas falsas de la UGT. En teoría los fondos públicos que tanto este sindicato, como CC OO como la CEA han recibido desde 1993 son finalistas, pero hay dudas de si lo que ha pasado en UGT “también ha ocurrido con Comisiones Obreras y la CEA”, como dijo días atrás a EL PAÍS el secretario general del PP, José Luis Sanz.

Herrero, que aspiró en dos ocasiones sin éxito a presidir la CEOE, quiere dejar bien atada su sucesión. Según fuentes empresariales, ha propuesto como nuevo presidente a Javier González de Lara, presidente de los empresarios malagueños.