Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aranjuez pide más agua del Tajo

El Ayuntamiento denuncia que el plan hidrológico del río olvida a su municipio

Patos en el río Tajo a su paso por Aranjuez, el sábado. Ampliar foto
Patos en el río Tajo a su paso por Aranjuez, el sábado.

Los grupos políticos de Aranjuez (PP, PSOE, ACIPA e IU) han hecho piña alrededor de su río: el Tajo. Les une el rechazo a la forma en la que se está tramitando el Plan Hidrológico del Tajo, que olvida al municipio.

Los ediles han plasmado su malestar en una propuesta institucional en la que piden al Gobierno que el caudal mínimo ecológico suba a 10,5 metros cúbicos por segundo (ahora está en seis) a su paso por el municipio, la derogación definitiva del trasvase Tajo-Segura, catalogar los ríos Jarama y Tajo en Aranjuez como reservas naturales fluviales, además de medidas correctoras para revertir la degradación de los cauces y de la vega. Recuerdan que el paisaje cultural de Aranjuez fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2001, y que es “totalmente dependiente del río Tajo”.

Saben que la solución es complicada porque el tramo de Tajo que les toca está muy alterado y modificado por culpa del trasvase y de los escasos caudales que lleva. “Pero al mismo tiempo”, explica la alcaldesa, María José Martínez de la Fuente (PP), “son reivindicaciones justas e históricas, porque el Tajo no solo es entorno, también forma parte de nuestra vida”. Piden un régimen de circulación de agua lo más natural posible, con las variaciones naturales de un curso fluvial que les permita disfrutar de un río “vivo”.

“Ahora se están perdiendo los árboles de gran porte, y como llega poco caudal, los limos se depositan, lo que propicia que los carrizos [planta gramínea de tallos largos] se asienten y avancen. Hay tramos donde el Tajo se ha quedado en tan solo cuatro o cinco metros de ancho”, denuncia Miguel Galarza, miembro de Ecologistas en Acción.

El pleno municipal reclama que se declare reserva natural fluvial

La propuesta del pleno pide también que los ríos Jarama y Tajo se declaren reservas naturales fluviales, así se podrían articular medidas de corrección y recuperación. Una clasificación que consideran “indispensable para estos tramos”. En el Plan de cuenca se definen como muy modificados. “Y esto no es aceptable porque forman parte de la Red Natura 2000”, indican.
En su entorno existen dos Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPA), un Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), que forman parte del Parque Regional en torno a los ejes de los cursos medios de los ríos Manzanares y Jarama.

El acuerdo suscrito en octubre entre el Ministerio de Medio Ambiente y las cinco comunidades autónomas dependientes del Tajo (Murcia, Valencia, Castilla-La Macha, Extremadura y Madrid), todas del PP, sobre el trasvase Tajo-Segura suscita un amplio rechazo en el municipio. Los ediles consideran que no se ha tenido en cuenta al pueblo, con lo que se les ha hurtado la opción de intervenir en un debate que se ha saldado con un pacto en el que “prevalecen intereses” que van en contra del Tajo en Aranjuez.

Con este acuerdo, que se recoge en ocho enmiendas a la Ley de Evaluación Ambiental, Castilla-La Mancha consiguió elevar el mínimo por debajo del cual no se puede trasvasar: de 240 hectómetros cúbicos a 400.

Valencia y Murcia, por su parte, lograron que la continuidad del trasvase tenga rango de ley y que se pueda llegar a los 600 hectómetros cúbicos. También abre la puerta a que los regantes de Murcia y Alicante puedan comprar agua a los de la cuenca del Tajo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram