Jaén se desentiende de los dependientes

El alcalde presiona para que la Junta preste el servicio ante las críticas de la oposición

El alcalde de Jaén, Fernández de Moya.
El alcalde de Jaén, Fernández de Moya.José Manuel Pedrosa

Definitivamente, el Ayuntamiento de Jaén se va a desentender el próximo martes de prestar el servicio de ayuda a domicilio a casi 500 personas dependientes. El alcalde, el popular Fernández de Moya, ha ignorado el clamor político y social para que siga adelante con el servicio y, en el pleno de este viernes, ha reiterado el abandono de la prestación desde el día 3 de diciembre alegando la deuda que mantiene con el Consistorio la Junta de Andalucía.

Fernández de Moya no solo ha dejado clara la negativa municipal a seguir prestando la dependencia, sino que ha trasladado la presión a la Junta de Andalucía, amenazando con acudir a los tribunales en caso de que no se haga cargo del servicio. “Este equipo de gobierno será garante de los derechos de los usuarios”, exclamó el regidor jiennense, que protagonizó un acalorado debate con los grupos de la oposición y con una destacada presencia entre el público de los colectivos afectados por la supresión de la ayuda a domicilio.

El Ayuntamiento jiennense denunció el convenio con la Junta por la deuda de dos millones de euros que mantenía. La semana pasada la Junta le transfirió 800.000 euros correspondientes al plan de pago a proveedores del Gobierno central, pero el dinero sigue sin llegar a la empresa concesionaria del servicio, Multiservicios Jabalcuz. Fernández de Moya indicó que el viernes dio orden de transferir 250.000 a la empresa que emplea a 200 cuidadoras de la dependencia, pero la portavoz socialista, María del Mar Shaw acusó al gobierno municipal de desviar el dinero de la Junta para otros fines. En medio de la bronca política, donde el alcalde acusó a la edil socialista de mentir, la portavoz de IU, Isabel Mateos, demandó responsabilidades tanto a la Junta (para que pague la deuda al Ayuntamiento) como al Estado (para que no recorte los fondos a las comunidades autónomas). Mateos mostró su temor de que la dependencia “tenga los días contados”.

De este modo, es todavía una incógnita qué ocurrirá con el futuro de la dependencia en Jaén. La empresa concesionaria ya ha anticipado que seguirá prestando el servicio desde el día 4, aunque no se sabe por cuánto tiempo por la losa de la deuda. La Junta, por su parte, ha garantizado que el servicio se seguirá prestando, pero sin desvelar qué alternativa tomará. Mientras, el alcalde jiennense advirtió que serán “muchos más” los Ayuntamientos andaluces que romperán el convenio con la Junta.

Durante el pleno, el PP aprobó también una subida de tarifas del transporte público en un 1,4%, que supone una actualización con el IPC. El PP argumentó la subida en el peligro que corren los puestos trabajo de la firma concesionaria de los autobuses urbanos, pero la oposición exigió que se obligue a la empresa a mejorar el servicio.

El pleno también dio luz verde al tercer plan de pago a proveedores al que se acogerá el Ayuntamiento jiennense. Serán 36 millones de euros los que recibirá del Gobierno central para el pago de 7.200 facturas de 960 proveedores hasta mayo de este año. Con este plan, Jaén suma ya 253 millones prestados por el Ministerio de Hacienda, un crédito que el Ayuntamiento está obligado a devolver con un alto interés y que, a juicio de la oposición, está estrangulando aún más la economía municipal.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS