Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Volvo anuncia el cierre de la planta de Leganés que afecta a 142 trabajadores

La empresa (Volvo Powertrain) comunicó ayer a los empleados que la factoría, en la que se fabrican cigüeñales, no es viable

Los trabajadores de la planta de Volvo Powertrain, ubicada en el municipio de Leganés, recibieron ayer la noticia de que la empresa tiene la intención de poner fin a la actividad de la factoría a finales de marzo o principios de abril del año que viene. La plantilla está formada por 142 personas (130 personal fijo y 12 eventuales) más otros 30 que realizan diferentes tareas en el centro. La planta, que se dedica a fabricar cigüeñales, abrió sus puertas en octubre de 2008, después del cierre de la planta de montaje de camiones que el grupo sueco tenía en Villaverde y que procedía de la empresa Barreiros Diesel.

A la inauguración acudió Esperanza Aguirre, que manifestó que la planta era un ejemplo de "lo que tiene que ser la inversión extranjera aquí, creadora de puestos de trabajo". Añadió que la empresa había invertido 53 millones y que el objetivo para 2013 era llegar a las 100.000 unidades de cigüeñales.

"Recibimos ayer la noticia por sorpresa", relata José Antonio Ramírez, delegado del comité de empresa de CCOO. Estaban celebrando una una reunión para negociar un Expediente de Extinción de Empleo (ERE) que iba a afectar a 45 trabajadores debido a que se había cerrado una de las dos líneas de producción de la fábrica. Fue en ese momento cuando se comunicó a los trabajadores que a la empresa tampoco le interesa mantener la otra línea.

"Esto supone el cese de la actividad y el cierre del centro, debido a una reorganización de la empresa que quiere reagrupar la producción de cigüeñales en Suecia", explican desde el sindicato. Volvo les ofrece colocar a algunas personas en plantas del grupo en Suecia y en Francia. "También nos han hablado de la posibilidad de otras empresas del sector en España, pero está muy en el aire", explica Ramírez.

El delegado sindical reconoce que la planta tenía una difícil salida al quedarse solo con una referencia, pero estaban estudiando otras opciones. "Bien conseguir otra línea de producción o colaborar con otras actividades del grupo trasladando aquí la parte logística que se encuentra en Azuqueca de Henares, así se podrían abaratar costes", sostiene.

Renault Vehículos Industriales (RVI), filial española del grupo sueco Volvo, cerró su planta de montaje de camiones de obras Kerax y fabricación de piezas mecánicas situada en Villaverde. A cambio, el grupo instaló una factoría nueva en Leganés con la intención de colocar al 25% los 593 empleados que componían la plantilla. Según declaró entonces Volvo, la filial española sería el principal suministrador de cigüeñales para los motores de alta gama del grupo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram