Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de independentistas ocupa la sede de UPyD en Barcelona

Los estudiantes permanecen una hora en el edificio en actitud pacífica, según Mossos

Rosa Díez asegura que es un "ataque a la democracia" y lamenta que no haya detenidos

Una treintena de jóvenes independentistas del Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) han ocupado esta tarde durante casi una hora la sede de UPyD en Barcelona. Los jóvenes han llegado a las 17.15, y han permanecido en el local hasta pasadas las seis de la tarde, cuando han llegado los Mossos d'Esquadra. Rosa Díez ha tachado la acción de "ataque a la democracia", a través de un comunicado.

En el interior del inmueble, en el número 437 de la Gran Vía, los jóvenes han colgado una pancarta que rezaba Defender el catalán no es ningún delito y han repetido consignas reivindicativas. Pero en ningún momento han actuado con agresividad, ni han causado ningún tipo de daño personal o material, según la policía catalana.Los Mossos han identificado uno a uno a los estudiantes, a medida que abandonaban el edificio, sin ofrecer resistencia, y darán cuenta a la autoridad judicial.

El partido sin embargo asegura que la única persona que se encontraba en el local a la llegada de los jóvenes "sufre lesiones leves en la muñeca y se encuentra con los nervios muy alterados". Y han criticado que los Mossos no hayan detenido a nadie hasta el momento y que les hayan dejado salir de la sede "como si fuesen ciudadanos pacíficos".

El acto de protesta es en respuesta a la imputación de cinco jóvenes independentistas por el boicot, en 2010, a una conferencia de Rosa Díez, la líder del partido, en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Díez fue zarandeada, y el decano de esa facultad, Salvador Cardús, acabó cubierto de pintura de uno de los botes lanzados por los estudiantes.

"Un grupo de energúmenos ha invadido y ocupado con violencia la sede de UPyD de Barcelona, agrediendo y expulsando al compañero que estaba trabajando en ella. Se han instalado en la sede y han puesto una pancarta en el exterior", ha criticado en Díez a través de la red social de Facebook.  "Lo que sí les puedo asegurar es que nosotros, UPyD, ni toleraremos ni callaremos. Y, desde luego, no nos iremos de Cataluña", ha añadido.

Según ha explicado a Efe el líder de UPyD en Cataluña, Ramón de Veciana, en el momento en que se ha producido la ocupación, en la sede del partido solo había un empleado, que ha abandonado inmediatamente el edificio."Habíamos recibido algunas amenazas, pero hasta hoy no se había llegado nunca a nada; es un ataque a la democracia", ha señalado De Veciana, que ha criticado "el guante blanco de la policía al negarse a detener a nadie, como si fuera una mera falta y no un delito flagrante".