El teléfono de atención a la mujer no renueva a sus nueve psicólogas

La empresa que gestiona el servicio no las subrogó Las afectadas denuncian que el nuevo equipo no cuenta con la misma formación

Concentración convocada por las Asociaciones de Mujeres y el Consejo de las Mujeres anoche en Sol.
Concentración convocada por las Asociaciones de Mujeres y el Consejo de las Mujeres anoche en Sol.Kiko Huesca / EFE

Desde el pasado 20 de noviembre, un nuevo equipo de profesionales se encarga de asesorar por teléfono a las mujeres víctimas de violencia de género. Sertel, la nueva empresa que gestiona el servicio 012 de la Comunidad de Madrid —que sustituye a Grupo Norte, la concesionaria anterior— decidió, en principio, no quedarse con las nueve psicólogas que desarrollaban esta labor, existente desde 2006. No obstante, posteriormente, les ofreció un nuevo contrato: eso sí, menos horas y menos sueldo. Las psicólogas aseveran que la reducción suponía en torno a un 30% menos de sueldo. Y se negaron a aceptar las nuevas condiciones.

De esta manera, las afectadas denuncian que Sertel no les renovó el contrato, de modo que se quedaron sin trabajo y sin indemnización. Entre ellas, se encuentra una mujer que estaba de baja por maternidad, una embarazada y una trabajadora con reducción de jornada por cuidado de menores

Licenciaturas, posgrados, cursos de formación y la experiencia misma parecen un esfuerzo en vano, según estas profesionales. “No me cabe duda de que [sus sustitutas] lo harán lo mejor que puedan, Pero no tiene la misma formación que nosotras. La atención telefónica no es solo dar información, sino de dar apoyo emocional y pautas de actuación a las mujeres con sus familiares y sus maridos. El riesgo de que esto no se haga bien es muy alto”, dice una de las afectadas, que prefiere no dar su nombre porque teme que eso le pueda cerrar puertas a otros trabajos en el futuro.

Otra de las psicólogas no subrogadas asegura que a las nuevas solo se les ha dado un “pequeño curso de formación con algunas pautas para actuar”, algo insuficiente para atender este tipo de casos. “Nos consta que no se hace el mismo trabajo y la empresa no da la formación necesaria. Los cursos y posgrados que tenemos nosotras lo hemos hecho por nuestra cuenta”, explica esta mujer, que señala que han prescindido de ella estando de baja por maternidad. “Yo trabajaba 35 horas y me ofrecían un contrato de 20. No he dicho nada porque decir sí implicaba una baja voluntaria y decir no, un despido”, dice.

Desde la Comunidad aseguran que el servicio funciona con total normalidad y que el nuevo equipo de psicólogas está “capacitado” para hacerse cargo de estas llamadas que, en su mayoría, no son de urgencia, sino de petición de información “Han tenido un curso de formación que les ha dado la empresa”, comentan. Este periódico ha intentado, sin éxito, hablar con Sertel.

El servicio teléfonico 012 ha estado externalizado desde sus inicios y el equipo de psicólogas ha pasado por tres concesionarias sin problemas hasta ahora. Desde la Comunidad afirman que la obligatoriedad de subrogar a la plantilla no es una condición que esté en los pliegos, aunque se había venido haciendo. “Por el convenio se obliga a contratar al 90% de la plantilla. El 10% no es obligatorio. Esto es una decisión de la empresa”, aseguran desde la Comunidad.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50