_
_
_
_
_

López Viejo editó cuatro millones de folletos para solo un millón de hogares

El juez Ruz investiga la contratación por su posible vinculación con la Gürtel

Alberto López Viejo en la Asamblea de Madrid, en febrero de 2009.
Alberto López Viejo en la Asamblea de Madrid, en febrero de 2009.Gorka Lejarcegi

En 2003, Alberto López Viejo, exconcejal de Limpieza del Ayuntamiento de Madrid, contrató la campaña Madrid limpio y olímpico. La actuación incluía la distribución de 3.950.000 folletos publicitarios a pesar de que en Madrid solo había 1,2 de hogares y en toda la Comunidad 1,8, según un informe de la Dirección General de Urbanismo y Planificación Regional.

Ayer declararon en calidad de testigos ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que investiga el caso por su posible vinculación con la trama Gürtel, el responsable de la División de Limpiezas, Luis Antonio Morales, y el jefe de la Sección de Limpieza, Abel Arias Rancaño. Ambos responsabilizaron de la adjudicación a los dirigentes de la concejalía, a cargo entonces del exconsejero de Deportes de la Comunidad de Madrid Alberto López Viejo (imputado en la red Gürtel), según fuentes jurídicas.

La campaña tuvo un coste para las arcas municipales de 770.975 euros

La campaña estaba incluida en el contrato de “gestión del servicio público de la limpieza viaria en 10 zonas de la ciudad de Madrid”. El concurso se está investigando por encargar tareas de control de calidad y publicidad a empresas relacionadas con el entramado de empresas de la red Gürtel (trama de compra de cargos públicos para conseguir contratos). Los técnicos informaron de que estas cláusulas fueron anuladas en 2004, tras la incorporación del nuevo equipo de gobierno municipal. El juez también había llamado a declarar al que era jefe del Departamento de Limpieza Urbana del Consistorio, Amadeo Hernández García, ya fallecido.

El contrato se licitó el 1 de marzo de 2003, tenía una vigencia de 10 años y contaba con un presupuesto anual de 113,61 millones. Las campañas de control de calidad y concienciación ciudadana, entre las que estaba la de Madrid limpio, contaban con un presupuesto de 2,83 millones, de los que 1,8 se destinaban a difundir valores cívicos y 945.000 al control de las tareas de limpieza. Un informe de la Unidad de Auxilio Judicial de la Audiencia Nacional consideró “desproporcionado” el gasto de la campaña Madrid limpio y olímpico, que llevó a cabo en 2003 la empresa Versus Comunicación por un importe de 770.975,55 euros.

Un informe judicial considera el gasto de la campaña ”desproporcionado”
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Finalmente, se realizaron dos buzoneos de 1.975.000 folletos de 12 páginas, que incluían carpetas y sobres. El estudio puntualizaba que la elección de esta empresa se realizó “al margen de cualquier procedimiento de contratación administrativa, vulnerándose los principios de publicidad, concurrencia, objetividad y transparencia”.

El informe de los investigadores indicaba también que las liquidaciones justificativas de los fondos destinados por las empresas a las iniciativas de concienciación “adolecen de importantes defectos y carencias”, al dar por válida “facturas por servicio de naturaleza distinta a la contemplada en el contrato”, admitir “facturas sin verificar que han sido abonadas” e, incluso, “abonar como gasto una mera provisión de fondos”.

En cuanto a las campañas de control de calidad, la investigación añadía que “no consta ningún expediente o documentación que justifique cuáles fueron las empresas que formaban parte de la terna propuesta por los servicios municipales”, según los documentos de la Dirección de Gestión Medioambiental.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_