Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los senadores del PP vasco formarán un grupo propio

Su objetivo es mostrar que pueden servir como “otro grupo de referencia” en la defensa de Euskadi

El PP vasco quiere otorgarle mayor visibilidad a su actuación en las instituciones y mostrar que puede servir como “otro grupo de referencia” en la defensa de los intereses de Euskadi. Con esta idea detrás, sus tres senadores (Ramón Rabanera, Jorge Ibarrondo y Encina Regalado, todos ellos electos por Álava) constituirán en breve un grupo territorial propio en la Cámara alta, según fuentes populares.

El Reglamento del Senado permite que al menos tres senadores elegidos en los comicios o designados por el Parlamento autonómico correspondiente formen un grupo territorial de una determinada comunidad dentro de su grupo parlamentario. El PP, por ejemplo, dispone de ocho en la Cámara alta. Los grupos territoriales pueden intervenir en el pleno cuando se traten cuestiones que afecten de forma especial a una o varias comunidades, así como participar en las reuniones de la Junta de Portavoces que debatan cuestiones de interés particular de una autonomía.

El acuerdo del PP vasco con los responsables del Grupo Popular en la Cámara alta ya está cerrado, según las fuentes informantes. Esta será una de las cuestiones que la presidenta de la formación en Euskadi, Arantza Quiroga, tratará en la reunión que hoy mantendrá en Madrid con sus correligionarios de la Cámara Alta, a los que también trasladará su visión sobre la situación económica y política de Euskadi y el papel que juega el PP vasco.

En el Congreso, con una labor política de mayor relevancia, el PP vasco carece de la misma posibilidad de formar grupo propio, similar al que, por ejemplo, tiene el PSC, ya que para ello son necesarios al menos cinco diputados y el partido solo logró tres parlamentarios en Euskadi en las últimas generales, uno por territorio (Alfonso Alonso, Leopoldo Barreda y José Eugenio Azpiroz).

[El número dos de la formación, Iñaki Oyarzábal, dijo ayer en Radio Euskadi que el PP vasco no se dejará “llevar por los exaltados, ni por fanatismos”, sino que mantendrá “una posición sensata” en defensa del Estado de Derecho. “Aquí nos han llamado asesinos, fascistas, y ahora desde Madrid nos llaman traidores y asesinos” por defender la obligación de acatar la resolución del Tribunal de Estrasburgo que anuló la doctrina Parot, agregó Oyarzábal].