Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU admite que el desmarque del PSC “debilita” el proceso soberanista

Duran dice que los socialistas han perjudica al bloque de partidos favorables al referéndum

El presidente del Comité de Gobierno de UDC, Josep Antoni Duran i Lleida.
El presidente del Comité de Gobierno de UDC, Josep Antoni Duran i Lleida. EFE

Convergència i Unió ha asumido hoy sin ambages que el desmarque del PSC del proceso soberanista catalán "debilita" el bloque de partidos favorables a la consulta. Los nacionalistas catalanes han reunido este lunes su ejecutiva después de conocer que los socialistas catalanes no votarán a favor de pedir en el Congreso que el Estado transfiera a la Generalitat la competencia para la convocatoria de referéndums mediante el artículo 150.2 de la Constitución. El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran, ha admitido que el proceso se había basado hasta ahora en amplias mayorías políticas en Cataluña y que en la medida de que el PSC "se ha bajado del tren" y que esto añade complejidad al proceso.

El PP pide al PSC que deje la comisión del derecho a decidir

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha apremiado este lunes al PSC a "abandonar inmediatamente" la comisión del Parlament sobre el 'derecho a decidir' después del Consell Nacional celebrado este fin de semana por los socialistas. "Sería una consecuencia lógica y coherente", ha afirmado la popular que ha acusado a Navarro de haber jugado a estar cerca de los independentistas. La senadora ha expresado su deseo de que los socialistas ahora sean consecuentes y se alineen con el PP y C's en la defensa de la unidad de España.

La popular ha advertido a la dirección del PSC de que el 'derecho a decidir' pactado con el Estado no existe porque el Gobierno de Rajoy no negociará la soberanía nacional, por lo que ha pedido a los socialistas que abandonen su apuesta por la consulta. Camacho ha subrayado que CiU está más sola que nunca en su apuesta soberanista: "Aquí es donde está CiU: al lado de los independentistas, los comunistas y los extremistas del partido de la zapatilla", ha afirmado en alusión a la CUP después de que David Fernández esgrimiera un zapato a Rodrigo Rato en la comisión de cajas del Parlament.

Mientras, Ciutadans señaló que el cambio del PSC es "solo aparente" al acusar al PSC de no ser un "partido creible". "Hay que recordar que es el partido que ha dado más cheques en blanco al separatismo y que el expresident de la Generalitat José Montilla fue quien le hizo el trabajo sucio a CiU y le preparó el terreno para el proceso", ha criticado Matias Alonso,  portavoz de la formación. El diputado ha puesto en tela de juicio la credibilidad del PSC al señalar que los "los líderes de las circunscripciones de Girona y Lleida están defendiendo sí o sí el derecho de autodeterminación que no tiene cabida en Cataluña, y el referendo independentista".

"Si siempre hemos defendido que la unidad era muy importante, que el tren, cuantos más vagones, mejor para Cataluña, y que se descuelgue el PSC debilita al tren y refuerza a Rajoy", ha afirmado Duran en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional de la federación de CiU. A la reunión ha asistido toda la cúpula de la federación, comenzando por el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Pese al desmarque socialista, Duran ha asegurado que CiU mantiene la voluntad de que se pueda celebrar una consulta de autodeterminación "en el marco de la legalidad" el próximo año. Para ello el Parlamento catalán votará la petición de transferencia de la competencia de convocatorias de referéndums y después propondrá una fecha y una pregunta para la votación. Todo esto está previsto que suceda antes de fin de año.

Para Esquerra Republicana, el desmarque del PSC de los partidos que defienden el derecho de cidir no debilita la fuerza del proceso soberanista. Los republicanos entienden que, en un camino como el de la consulta, es normal que los partidos clarifiquen sus posiciones a medida que se avanza hacia la votación. Aunque, eso sí, la decisión de los socialistas de no secundar el camino marcado por CiU y ERC no es una buena noticia para Oriol Junqueras, líder de los republicanos: “Es evidente que cuantos más estemos apoyando, mucho mejor. Si todo el mundo lo apoya, el camino es más llano, más suave y quizás más rápido”, ha dicho Junqueras en una entrevista en RAC1.

Para el socio de gobierno de Mas, el consenso no debe ser a costa de rebajar el proceso soberanista. Por ello los republicanos rebajan la importancia del desmarque socialista. A su juicio, la consulta tiene un respaldo mayoritario, por lo que será el PSC quién pagará las consecuencias de su decisión: "En la medida en que los partidos estén fuera de la sintonía de la voluntad mayoritaria de los ciudadanos, serán los ciudadanos los que acaben decidiendo. El PSC, si está acertando, saldrá reforzado y tendrá más capacidad de maniobra después de las elecciones que toquen. Si no está acertando, cada vez tendrá menos influencia institucional porque representa peor la voluntad de los ciudadanos”.

ERC considera que la decisión del Consejo Nacional del PSC es un error. Junqueras entiende que los socialistas no son independentistas, pero reclama que defiendan “el derecho más democrático de todos”, que para ERC es la consulta soberanista. Los republicanos quieren convocar el referéndum sí o sí, y Junqueras incluso ha aclarado cuál es la pregunta que prefiere, antes de que los partidos se pongan de acuerdo en su formulación: “¿Usted está de acuerdo con la independencia de Cataluña? ¿Usted quiere la independencia de Cataluña? Es la más homologada internacionalmente, aquí no hace falta inventar demasiadas cosas; la recomienda también el Consejo Asesor para la Transición Nacional.

Mientras, la colíder de ICV, Dolors Camats, ha considerado que la postura tomada del PSC responde a una decisión de "optar por defender al PSOE antes que defender el federalismo". En rueda de prensa, Camats ha subrayado que la decisión de los socialistas es "del todo respetable", pero ha precisado que ICV no entiende ni comparte sus argumentos porque no son creíbles, ya que si lo que se pretende es llegar a realizar una consulta legal y acordada con el Estado, que el Parlament lo pida en el Congreso es uno de los pasos a seguir. "Entendemos que solo a partir de la defensa de la consulta se puede defender hoy cualquier pacto federal", ha añadido, y aunque ha reconocido que en el seno de la formación ecosocialista existen posturas federalistas e independentistas, ha subrayado que existe mucha cohesión alrededor de la idea de que la consulta es necesaria.