Panrico, pendiente de la votación de Santa Perpètua del plan de despidos y recortes

La planta entra en su sexta semana de huelga y tiene la llave para decir sí o no a los recortes La reducción de plantilla se ceba con la planta catalana, que perdería el 43% de la plantilla

Santa Perpètua tiene la llave. La planta catalana de Panrico, que este lunes entrará en su sexta semana de huelga, es la única del grupo que ha parado en contra del plan de despidos y rebajas salariales y también es la única que durante el fin de semana no ha finalizado la votación de la última propuesta de la empresa. Está previsto que acabe en la mañana del lunes. Los votos de los 351 trabajadores de Santa Perpètua de Mogoda (Vallès Occidental) decantarán la votación del total de la plantilla del fabricante de Donuts y Bollycaos: el sí o no a 745 despidos y una rebaja salarial entorno al 20%. El pasado jueves, los representantes de UGT votaron la propuesta durante una reunión en Madrid, mientras que los de CC OO optaron por someterla a votación en sus centros de trabajo.

El recuento del resultado de las fábricas que votaron durante la jornada del sábado difieren (y mucho) según la fuente. Panrico, a través de un comunicado aseguró que gana el sí con 559 votos, frente a 478 votos contrarios. La suma de votos recabados por los sindicatos muestra muchos menos votos y el equilibrio contrario: 277 afirmativos y 298 negativos. En parte, la diferencia entre los dos recuentos se explica porque la empresa incluye en la votación la totalidad de la plantilla (producción, ventas, logística y oficinas), mientras que los sindicatos solo incluyen los empleados de producción.

La clave de la demora en Santa Perpètua es que es, de lejos, la planta más afectada por los despidos. Tanto, que el plan prevé 154 despidos en esta fábrica de 351 empleados (el 43%), mientras en Madrid prevé 20, Valladolid 28, 35 en Sevilla y ninguno en Córdoba ni Zaragoza, las dos plantas donde está previsto incrementar la producción. En la de Puente Genil, la cordobesa, los votos negativos de este fin de semana son solo 11 frente a 138 síes a los recortes. El plan también prevé extinguir los contratos de los empleados de Murcia, 127, porque su fábrica sufrió un incendio.

Los trabajadores de la planta del Vallès están convencidos de que el consejero delegado de Panrico, Carlos Gila, la ha tomado con ellos y quiere cerrar la planta. De hecho, los expertos temen que si despide a más de un tercio de la plantilla ésta no será viable. Desde la Generalitat y el Ayuntamiento los responsables de industria están preocupados por la situación de la planta y no ven con buenos ojos cuestiones como que dos asambleas (el sábado y el domingo) hayan sido insuficientes para cerrar la votación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS