Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mayor presencia policial en las calles para garantizar los servicios mínimos

26 contenedores quemados y dos coches han resultado afectados durante la última madrugada, según datos del Ayuntamiento

Coche calcinado en el barrio de Malasaña la pasada madrugada. Ampliar foto
Coche calcinado en el barrio de Malasaña la pasada madrugada.

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado este mediodía que reforzará a partir de mañana la presencia policial en las calles para garantizar que se cumplen los servicios mínimos en la huelga de la limpieza viaria y en el mantenimiento de parques y jardines. Hasta la fecha salían 60 patrullas y cuatro equipos de las unidades centrales de seguridad (UCE, antidisturbios de la Policía Municipal) a lo largo del día para proteger y escoltar a los empleados que se encargan de limpiar los puntos que acumulan más suciedad. El Consistorio no ha querido dar cifras del aumento, ya que este irá en función de las necesidades que haya en cada momento puntual y según los vayan solicitando los mandos.

Así se ha decidido durante la reunión que han mantenido la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, con el delegado de Seguridad, José Enrique Núñez, y el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Diego Sanjuanbenito, y los respectivos equipos.

La medida de escoltar a los servicios mínimos ya ha sido criticado esta semana por algunos representantes sindicales, que han entendido que la labor de la policía no consistía en custodiar el cumplimiento de una actividad privada. El Ayuntamiento, por su parte, entiende que se está garantizando un bien fundamental, como es la salubridad.

Según fuentes municipales, la pasada madrugada se ha registrado la quema de 26 contenedores y de dos vehículos que estaban estacionados en las proximidades. También han resultado afectados tres elementos del mobiliario urbano, sin que se haya especificado en qué consiste. Los agentes que estaban de patrulla han identificado a cinco personas por causar daños y desórdenes.

Estos desperfectos se unen a los que se han venido sucediendo día a día desde que comenzó el conflicto la medianoche del pasado martes. Esa misma madrugada hubo cinco detenidos por quemar contenedores en el distrito de Carabanchel.

Según datos facilitados por el Ayuntamiento, los actos vandálicos registrados durante la huelga se han saldado con casi 260 contenedores quemados, a los que se suman más de 40 actuaciones por daños en otro tipo de mobiliario urbano. Los incendios que están provocando los actos de vandalismo han afectado a casi 40 vehículos particulares. Hay 7 detenidos y 41 personas identificadas. En ese sentido, la Policía Nacional está colaborando con la Policía Municipal en todas las actuaciones.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram