Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación exigirá el valenciano a todo el profesorado público

La Generalitat ordena la catalogación de los puestos docentes con requisito lingüístico

Todo el profesorado deberá saber enseñar en valenciano para ocupar un puesto en centros docentes públicos, según la orden publicada ayer en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana. Es decir, deberá conocer bien las dos lenguas cooficiales de la Comunidad Valenciana. Como advertían en sendos comunicados el Sindicat de Treballadores de l'Ensenyament y Escola Valenciana, se trata de una larga reivindicación de la comunidad educativa, que “ha luchado durante años para conseguirlo”. Casi década y media.

Con la nueva normativa, quedan catalogados con requisito lingüístico de valenciano los puestos de trabajo del cuerpo de maestros, profesores técnicos de Formación Profesional, profesores de Enseñanza Secundaria, “así como los puestos de trabajo en servicios o unidades de apoyo escolar y educativo públicos”, incluidos los inspectores y los profesores de religión.

La orden, que establece un plazo de cuatro años para poder acreditar conocimientos de valenciano para aquellos docentes que no reúnan el requisito lingüístico, fue acordada el pasado mes de febrero con los sindicatos docentes. Escola Valenciana celebró la noticia, pero tildó de “cortina de humo de la Generalitat” la elección del día de su publicación, “para desviar la atención”, la víspera de la manifestación contra cierre de RTVV, “de un tema capital como es el desmantelamiento de un servicio público fundamental” que debe ser “potente altavoz de normalización de nuestra lengua”. Otras fuentes apuntan a obstáculos jurídicos que han retrasado su publicación.

Según la Consejería de Educación, el 83 % del profesorado valenciano está ya en posesión del requisito lingüístico, de forma que queda “un 17% de la plantilla que tiene que acreditarlo en los próximos cuatro años”. Al término de ese plazo, quien sea titular de una plaza y no lo acredite sólo podrá moverse a zonas de predominio lingüístico castellano. Asímismo, los integrantes de bolsas de trabajo que no reúnan el requisito serán excluidos de la lista correspondiente.