Los trabajadores de Edesa deciden mantener su encierro

Cautela de la plantilla hasta saber si se mantendrá la actividad de la planta

Un momento de la concentración de los trabajadores de Edesa frente al Parlamento.
Un momento de la concentración de los trabajadores de Edesa frente al Parlamento.l. rico

Los trabajadores de Edesa que permanecen encerrados en la planta de Basauri van a continuar con la protesta a la espera de recibir información oficial sobre el compromiso de la Diputación de Bizkaia de otorgar a la firma, perteneciente a Fagor Electrodomésticos, tres millones de euros en avales para que pueda seguir en funcionamiento.

Los empleados han acogido con “satisfacción” la decisión de la Diputación, si bien se mostraron cautelosos hasta saber si se mantendrá la actividad de la planta y sus puestos de trabajo, según una de sus portavoces, Teresa Pérez. “La gente está contenta; necesitábamos una alegría. Ha sido como una lotería, pero hasta que no nos informen de forma oficial, esto no es muy real”, ha señalado Pérez en declaraciones a la agencia Efe.

Mñana está prevista una reunión del Consejo Social de la cooperativa y, en función de la información que se les traslade, la plantilla estudiará si se sigue o no con el encierro, que comenzó en la noche del pasado lunes para reclamar la viabilidad económica de la firma.

Antes de que se conociera la decisión de Fagor de presentar el viernes su concurso de acreedores, cerca de una centenar de trabajadores de Edesa, la planta perteneciente a la empresa sita en Basauri, se manifestaron por la mañana frente al Parlamento vasco para reclamar una “solución lógica” a la crisis de la cooperativa.

Ernesto Pérez, portavoz de los trabajadores encerrados en la planta, demandó a las instituciones públicas y a la Corporación Mondragón que ofrezcan una “respuesta coherente” con el discurso de que resulta imprescindible mantener el empleo y el tejido industrial. Y advitió de que la caída de Fagor arrastraría a proveedores, empresas auxiliares y autónomos.

Por la tarde, conocido el resultado de la reunión mantenida en Vitoria y la posibilidad que se abre de que la Diputación de Bizkaia avale a la empresa con tres millones de euros, miembros de la plantilla se mostraban “confundidos” sobre su futuro, del que esperan tener información directa en una reunión que celebrarán mañana con el Consejo Social de Fagor.

Mientras, la plataforma Ordaindu, que aglutina a un grupo de socios cooperativistas de Fagor con aportaciones voluntarias y prestamos de capital social, asegura que seguirán centrados en la recuperación de sus ahorros.

La plataforma ha acordado remitir un escrito a Mondragon y solicitar una reunión al Gobierno vasco, con el objetivo de que les apoyen en su reivindicación de recuperar el capital aportado a la cooperativa. La plataforma cifra en 45 millones de euros las aportaciones voluntarias realizadas por algunos socios cooperativistas y en 42 millones la parte correspondiente a préstamos de capital social. A fecha de julio pasado, algunos socios habían solicitado ya el rescate de su dinero, por un importe global de 20 millones.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50