Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lerma: “Canal 9 nació para promocionar la identidad de los valencianos”

Los partidos de la oposición acusan al Consell de incompetencia

El senador y expresidente de la Generalitat Valenciana, el socialista Joan Lerma ha lamentado el anuncio de cierre de la radiotelevisión pública de esta comunidad porque nació como un medio de promoción de la lengua propia y de "la identidad de los valencianos" y no "como un medio más". "Se pierde una parte importante de la identidad propia".

Lerma presidió el primer gobierno autonómico valenciano, al que accedió en 1982. Según ha explicado, nada más iniciar esta andadura se puso en marcha el proyecto de creación de la radiotelevisión pública y la construcción de los edificios que albergarían el ente, que comenzó a emitir el 9 de octubre de 1989.

En declaraciones en el Senado, Lerma ha asegurado que si se confirma el cierre, será la constatación "de una gestión fatal" de la empresa pública seguida por los gobiernos del PP valenciano, ha criticado. "Canal Nou nació siendo un proyecto fundamentalmente de promoción de la identidad de los valencianos, con mucha ilusión y mucha audiencia y poco a poco había ido perdiendo audiencia e influencia de manera radical", ha explicado. "Es una decisión mala, precipitada, y  que seguramente traerá consecuencias negativas para la Generalitat", ha apostillado. 

El portavoz de Compromís en las Corts Valencianes, Enric Morera, ha lamentado la pérdida de la "seña de identidad valenciana" que supone Radio Televisión Valenciana (RTVV), después de que el Gobierno valenciano haya anunciado el cierre.

El síndic de la coalición ha criticado que se ha llegado a la actual situación "por la incompetencia pública, sobrada y manifiesta del PP, de los peores gobernantes que ha tenido el País Valenciano en toda su historia".

Morera ha insistido que la solución "no es decir que se cierra y ya está, la solución ahora es demostrar altura política y hacer un consenso muy amplio". "No podemos perder RTVV y para no perderla, debemos rehacerla, negociando su viabilidad y escuchando a quienes saben, que son los trabajadores y la industria audiovisual valenciana", ha manifestado.

A su juicio, cerrar "es la vía fácil, la de los cobardes y la de quienes no saben gestionar ni solucionar problemas", y ha destacado que "la verdadera sociedad civil valenciana ya propuso en su día un acuerdo, la Declaración de Burjassot, para dar viabilidad a nuestra RTVV.

Según Morera, "algunos consellers de Fabra y algunos diputados del PPCV se pasan el día hablando de las señales de identidad valenciana, pero no hacen nada cuando el Consell acaba con una seña nuestra, que es RTVV, que ha perdido su credibilidad y audiencia porque se ha convertido en un altavoz del gobierno, cuando su tarea debía ser la pluralidad, la independea, la vocación de servicio, la proximidad y la promoción de la lengua y la cultura de nuestro pueblo". "Los valencianos necesitamos una RTVV sin corrupción, pública, de calidad y en valenciano", por lo que ha hecho un llamamiento "al sentido y al consenso".

El portavoz adjunto de EUPV en las Cortes, Ignacio Blanco, ha declarado este martes que la "decisión" del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, de cerrar Radio Televisión Valenciana (RTVV) "es una cacicada propia otros tiempos" y, además, entiende que es "anticonstitucional porque supone privarnos a los valencianos y a las valencianas de la posibilidad de disfrutar de medios de comunicación en nuestra lengua propia".

Para Blanco, "la solución es que Alberto Fabra dimita, que hagamos una comisión de la verdad para llevar a todos los que han arruinado a RTVV ante la justicia y garantizar la supervivencia de los medios de comunicación públicos valencianos".

"No hay otra televisión u otra radio que emita en valenciano", ha manifestado en un comunicado el diputado de izquierdas, quien ha indicado que, por eso, "vamos a exigir responsabilidades políticas e incluso penales, porque los dirigentes del PP son los que han arruinado, saqueado, manipulado y censurado RTVV durante casi 20 años y, ahora, no pueden cerrarla y dejar a 1.600 personas en la calle con un coste económico brutal para las arcas públicas, y lo que es peor, con más de cinco millones de valencianos y valencianas sin unos medios de comunicación públicos que necesitamos para tener una democracia de calidad".

Reacción de los profesionales

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, considera que tanto los informadores como los ciudadanos están pagando las consecuencias de "la irresponsabilidad de los políticos" en la gestión de medios públicos de comunicación como la Radio Televisión Valenciana (RTVV), que echará el cierre por decisión del gobierno regional.

"Tenemos estos lodos por los charcos causados por los políticos y no sólo en la Comunidad Valenciana, por desgracia, en otras ya están sufriendo las consecuencias los trabajadores de estas empresas, gran parte periodistas, y en otras pueden sufrirlas en cualquier momento",

El presidente de la Unió de Periodistes, Sergi Pitarch, ha manifestado que para la asociación, es un "drama" que se cierre RTVV porque se destruyen de golpe 800 puestos de trabajo, así como un "golpe mortal" al sistema comunicativo valenciano y a la profesión. También daña a la lengua valenciana, porque la televisión "era una de las herramientas fundamentales para la vertebración de la comunidad valenciana".

Pitarch ha añadido que para la asociación, el cierre es una "mala noticia" para la profesión que "tiene un culpable directo", los "representantes de la Generalitat". Lo "triste" es que "haya tenido que ser Madrid quien ordene el cierre, una prueba más de la falta de autonomía del Consell de la Generalitat", ha agregado.

Por su parte, la Asociación Profesional de Periodistas Valencianos (APPV) ha lamentado "profundamente" el anuncio del cierre, al tiempo que ha exigido una solución "que pase por el mantenimiento del mayor número de empleados", ha afirmado en un comunicado.

Desde esta entidad han criticado que con esta "drástica" postura "no solo se destruyen numerosos y valiosos puestos de trabajo, sino que con el cierre pierde también el pluralismo en la Comunitat Valenciana", ha dicho. Por ello, ha pedido a los responsables políticos que reconsideren su postura y trabajen por el mantenimiento del mayor número de profesionales de Canal 9.