Mas entierra definitivamente el registro de adhesiones a sus políticas

La oposición veía en el proyecto un mecanismo de control de los ciudadanos

Mas y Homs en el homenaje a Lluís Companys el mes pasado.
Mas y Homs en el homenaje a Lluís Companys el mes pasado.C. RIBAS

Artur Mas, presidente de la Generalitat, ha renunciado finalmente al proyecto de crear un fichero de adhesiones a sus políticas. El registro debía estar listo a final de este año justo cuando Convergència i Unió y Esquerra pactaron que debe estar lista la fecha y la pregunta de la consulta soberanista. Fuertemente criticado por la oposición y cuestionado por los expertos, que lo calificaron de inédito, el Gobierno catalán ha decidido retirar el fichero en una resolución firmada el pasado 3 de octubre por el secretario general de la Presidencia.

El archivo del proyecto ha trascendido después de que el diputado de Iniciativa (ICV-EUiA), Jaume Bosch, planteara una pregunta al Ejecutivo sobre el controvertido plan, que habría permitido recabar información sobre las personas adheridas al mismo (nombre y apellidos, número de DNI, teléfono, dirección postal y correo electrónico). El Gobierno se comprometía a guardar los datos y se reservaba la posibilidad de difundir el listado. En la respuesta al diputado, se informa escuetamente de que el Registro se ha archivado, de acuerdo con las instrucciones dadas por el consejero de la Presidencia, Francesc Homs, uno de sus principales impulsores.

La realidad es que el polémico archivo de adhesiones, creado a principios de julio, se tambaleó desde el primer día pese a que se creó por la vía de urgencia. Tras las críticas de la oposición, que lamentaron su creación y la teórica finalidad del mismo, el propio Mas, de viaje en Brasil, anunció poco después de que el proyecto se revisaría para mejorarlo. Homs sostuvo que el fichero pretendía únicamente incentivar la participación ciudadana y que no tenía nada que ver con el proceso soberanista. En este sentido, la Generalitat insistió en su día en que lo que planteaba se está aplicando en otras comunidades como Aragón y Cantabria. En la primera, por ejemplo, existe una iniciativa gubernamental dedicada a promocionar, conjuntamente con entidades y particulares, una estrategia contra el cambio climático.

Homs confirma que el archivo no verá la luz en una respuesta a Iniciativa

Con todo, las críticas de los expertos y de la oposición obligaron al Gobierno a rectificar nada más conocerse la iniciativa. Ni Esquerra Republicana apoyó la idea del Gobierno. Por esta razón la Generalitat se comprometió a varias cosas: reconoció que el término de adhesiones sería sustituido por no ser el más adecuado y aseguró que se corregiría la falta de concreción. El consejero lamentó la polvareda formada en contraste con el fichero de adhesiones al Estatuto instaurado por el Tripartito y aclaró que no lo impulsaría hasta quedar suficientemente claro.

No ha sido así porque al final lo ha acabado enterrando. Tras la renuncia, Bosch ha celebrado la decisión al considerar que el registro de ciudadanos fue un error político y que, además, no fomentaba precisamente la participación. “Yo estoy a favor del derecho a decidir y el fichero lo único que hacía era perjudicarlo. Lo peor que se puede hacer en contra de ese derecho decidir es intentar controlar a los ciudadanos”, avisa el ecosocialista. Bosch sospecha que el Gobierno ha descartado la idea ante el riesgo de que fuera tumbada en la comisión de Asuntos Institucionales, que se celebrará el día 13, en la que Iniciativa iba a someterla a votación. Toda la oposición estaba en contra del mismo del fichero y queda la duda de que habría votado Esquerra.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Con todo, Iniciativa no retirará su propuesta de resolución del orden del día que contiene tres puntos: la retirada del archivo; instar al Gobierno que canalice sus propuestas en favor del derecho a decidir a través de la comisión pertinente para que no las impulse de forma unilateral y, por último, que rescate el programa de fomento de la participación ciudadana y calidad democrática creado por el tripartito y que según Bosch CiU tiene olvidado en un cajón y sin activar.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS