Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer nigeriana, prostituida bajo amenazas de vudú

Detenidas dos compatriotas suyas acusadas de obligarla a pagar una deuda de 60.000 euros

Bajo amenazas de vudú. Así era obligada a prostituirse una mujer nigeriana para saldar una supuesta deuda de 60.000 euros. Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos compatriotas suyas acusadas de explotarla sexualmente. Las arrestadas captaron a la víctima en su país de origen. La joven también estaba siendo coaccionada por las proxenetas mediante prácticas de vudú, según ha informado esta mañana la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

La investigación comenzó en septiembre cuando los agentes conocieron que en la Casa de Campo se encontraba una joven ejerciendo la prostitución de manera coactiva. Las primeras pesquisas permitieron averiguar que la chica había sido captada en su pueblo natal en Nigeria por el marido de una de las detenidas, con la falsa promesa de un trabajo en Europa. Para trasladarla a nuestro país se le facilitó documentación falsificada y una vez en España fue informada de los verdaderos motivos de su viaje: tenía que ejercer la prostitución para saldar la deuda generada con la organización, de unos 60.000 euros.

Los agentes comprobaron que se ejercía un control absoluto sobre la joven, que era vigilada en todo momento por otra compatriota que también ejercía la prostitución en la zona. La mujer informaba puntualmente a la “jefa” de todos sus movimientos. Si en algún momento la chica no cumplía con su cometido, era golpeada como señal de castigo.

Tras confirmar que esta persona era explotada sexualmente, se aplicaron las medidas de protección y recuperación previstas en el Protocolo de Protección y Recuperación de Víctimas de Trata de Seres Humanos. Mientras continuaron las investigaciones para identificar y detener a las dos mujeres encargadas del alojamiento y la explotación de la víctima.

Una vez puesta a salvo la víctima, los agentes comprobaron que la principal implicada en la investigación había comprado un billete de avión con destino a Nigeria y con fecha inminente para abandonar España por temor a ser arrestada por la policía. A pesar de esta previsión, fue localizada y detenida al igual que la prostituta responsable de vigilar a la víctima. En el registro del domicilio de la arrestada se intervino documentación de la víctima y un cuaderno de anotaciones donde se registraba la contabilidad de los pagos a cuenta de la deuda contraída, según fuentes de la investigación.

La Policía Nacional lanzó en abril una campaña en la que se difundieron dos vídeos a través de los cuales se ofrecen medios para posibilitar tanto la colaboración ciudadana como la denuncia de las víctimas. Estas vías ofertadas son el teléfono gratuito -900.10.50.90- atendido las 24 horas por policías especializados de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos y el correo electrónico trata@policia.es que preservan la confidencialidad de sus usuarios.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram