Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos pegaron en la cabeza al empresario del ‘Gayxample’

La Policía sospecha que un agente utilizó una porra extensible en la reducción, aunque no aclara si golpeó con ella a Benítez

La investigación sobre la muerte de Juan Andrés Benítez, el empresario del Gayxample que falleció tras ser reducido en El Raval, apunta a los Mossos d’Esquadra. En un informe enviado a la juez, el Cuerpo Nacional de Policía precisa que uno de los agentes propinó “cinco puñetazos” en la cabeza a Benítez. La autopsia concluyó que el hombre, de 50 años, murió como consecuencia de los golpes que recibió en la zona “craneo-facial”, aunque no aclara su origen.

Los hechos ocurrieron la noche del 5 de octubre. Benítez, de 50 años, se peleó con un hombre marroquí por motivos poco claros. Cuando la policía llegó, la reyerta ya había terminado y él estaba tranquilo, según los testigos. Algunos de ellos han desmentido la versión oficial en otro punto: el empresario no agredió a una agente femenina —lo que desencadenó la intervención policial—, sino que intentó zafarse de ella y esta le propinó un empujón en el pecho. Los testigos también relatan que Benítez sangraba con profusión tras ser reducido, pero no después de la pelea.

El informe del CNP analiza el vídeo de los hechos —grabado por vecinos de la calle de la Aurora y difundido por EL PAÍS— y detalla que un mosso se separa del grupo y golpea un objeto que lleva en sus manos contra el asfalto. Por el gesto, la policía concluye de forma “inequívoca” que se trata de una porra extensible. El vídeo muestra cómo ese mismo agente se sitúa al lado de la cabeza de Benítez, toma “impulso” y le propina cinco puñetazos. Por la “posición que ambos ocupan”, los golpes van a parar a “la parte izquierda de la cabeza” del empresario.

Otro agente, recoge el informe, clava su rodilla izquierda en el cuerpo de Benítez y, después, mira hacia los edificios para comprobar, dice la policía, “si alguien les observa”. El CNP investigará si, como ha denunciado una testigo, los mossos les ordenaron esa misma noche que destruyeran cualquier imagen en su poder.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >