Los perros podrán viajar en metro con bozal y correa

El Ayuntamiento creará una comisión que supervise la adaptación de la norma

El metro de Barcelona permitirá el acceso con restricciones a perros a partir del próximo verano, según el acuerdo al que ha llegado el Ayuntamiento y Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB). La norma todavía tiene que ser aprobada por la Generalitat.

TMB se ha comprometido a modificar el reglamento actual y el Ayuntamiento creará una comisión que supervise la adaptación de la norma durante los seis meses posteriores a su implantación. Las normas impuestas para viajar con los canes por el metro serán: bozal y correa no extensible y que no viajen en las horas punta de los días laborales y cuando se produzcan acontecimientos multitudinarios.

Con esta medida, Barcelona se equiparará a otras ciudades europeas como Berlín, Bruselas, Ámsterdam y Ginebra, que ya permiten el acceso de perros al metro. Renfe ya permite la entrada de perros en el tren con restricciones: estos no pueden pesar más de 10 kilos y hay que abonar un 25% del billete.

Actualmente, al metro de Barcelona pueden acceder los perros guía y los de las empresas de seguridad que trabajan en el suburbano. También Madrid y Bilbao permiten el acceso de animales. Pero Madrid recoge la peculiaridad de que “el personal del metro será quien valore, según su prudencial criterio, el peligro o molestia que, en cada caso, suponga el animal”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS