el caso del raval

Esquerra evita que el Parlament pida la dimisión del director de los Mossos

El PSC asegura que Prat puede volver a contradecirse porque no tiene información El consejero dice que confía en el director de los Mossos que nombró Puig

Los 'mossos' golpean al empresario fallecido.el país tvundefined

La fidelidad parlamentaria de Esquerra Republicana con CiU vivió ayer un nuevo episodio en el Parlament y evitó que la Cámara pidiese al Gobierno catalán la destitución del director de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat.

Más información
Interior mantiene en activo a los ‘mossos’ del vídeo del Raval
Dos vídeos destapan los golpes de los Mossos al empresario del 'Gayxample'
Los atestados aducen que Benítez forcejeó de forma “violenta y activa”

El resto de fuerzas políticas, desde el PP hasta las CUP, pasando por Iniciativa-Verds y Ciutadans, apoyaron una enmienda del PSC que reclamaba el cese de Prat, nombrado en la época de Felip Puig y al que mantuvo Ramon Espadaler al hacerse cargo del Departamento de Interior.

La petición del PSC fue derrotada por 62 votos a 69. Gemma Calvet, diputada de ERC, insistió en que su partido no apoya a CiU, con quien tiene firmado un pacto de legislatura, sino que realiza “una oposición constructiva”. Por eso se preguntó en qué podría beneficiar a los Mossos pedir la dimisión de su director. Con todo, admitió que los vídeos difundidos por EL PAÍS sobre la paliza al empresario Juan Andrés Benítez por ocho agentes “reflejan unas circunstancias muy graves”, aunque Calvet precisó que eso no puede “enturbiar” las buenas actuaciones de los Mossos.

Calvet repartió culpas por igual sobre el funcionamiento de los Mossos y dijo que se trata de un situación heredada de la época de Felip Puig (CiU) y de Joan Saura (ICV), en cuyo Gobierno estuvieron los republicanos.

Lluís Guinó (CiU) coincidió en el verbo con Esquerra y acusó a toda la oposición de querer aprovechar el impacto de la difusión de los vídeos para “enturbiar” la imagen de los Mossos, unos argumentos rebatidos por la oposición.

El diputado del PSC Xavier Sabaté acusó directamente a Prat de estar incapacitado para dirigir los Mossos d'Esquadra porque, a su entender, carece de la información necesaria para evitar volver a contradecirse si se produce otra actuación polemica de la policía catalana. De esta manera, Sabaté dejaba entrever que la relación entre el jefe policial y los mandos de los Mossos no es todo lo fluida que sería deseable.

Manel Prat, director de los Mossos.
Manel Prat, director de los Mossos.

La petición de dimisión de Prat que presentaron los socialistas catalanes se produjo durante el debate de una moción presentada por el PP sobre políticas de seguridad. No prosperó ni uno solo de los 14 puntos que contenía porque CiU y Esquerra votaron a pies juntillas para rechazarlos. Por eso, el diputado Pere Calbó les reprochó su falta de cintura negociadora. Al margen de la destitución de Manel Prat, el Parlament rechazó un incremento de agentes destinados en el mundo rural, así como que los agricultores puedan participar “de forma activa” con los Mossos para evitar robos en sus propiedades. También fue rechazada la petición de suministrar chalecos antibalas ligeros y guantes anticortes a los policías que lo reclamen antes de fin de año.

El diputado de ICV Jaume Bosch consideró “un error” que Espadaler haya mantenido a Prat al frente de la dirección de los Mossos d'Esquadra y vaticinó que la última versión que se ha ofrecido sobre el caso de Ester Quintana no será la definitiva, “porque ya se ha equivocado varias veces”. Espadaler, por su parte, ratificó su confianza en Manel Prat, nombrado por Felip Puig.

Bosch también reprochó al consejero de Interior que se limitara a abrir una investigación interna sobre la muerte del empresario del Gayxample a las tres semanas de ocurrir los hechos y acuciado por la difusión de los vídeos. El diputado ecosocialista cree que lo que debería haber hecho Interior es suspender de manera cautelar a los ocho agentes implicados en la paliza y detención del empresario.

Matías Alonso, diputado de Ciutadans, explicó que no puede permanecer en el cargo de director de los Mossos, quien ha ofrecido versiones contradictorias sobre las actuaciones policiales, mientras que David Fernández, de la CUP, utilizó una expresión habitual para referirse a la policía autonómica: “Régimen de impunidad”. Fernández ya manifestó el miércoles en la sesión de control parlamentario su preocupación por la comisaría de Ciutat Vella de los Mossos d'Esquadra y concretamente por los turnos nocturnos y de fin de semana.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS