El concurso de FGV para el Tram no atrae a las empresas

El concurso de 3 millones para renovar los trenes de la línea Benidorm-Dénia ha quedado desierto

Las contratas de la Administración pública valenciana ya no son atractivas para las empresas. A nadie se le escapa que la Generalitat paga tarde, y mal, y que en estos momentos afronta problemas de liquidez. Ante este panorama cada vez son más los concursos que se quedan desiertos.

El último caso es el de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) que ha declarado desierto por ausencia de ofertas, según publicó ayer el Diari Oficial de la Comunidad Valenciana (DOCV), el procedimiento abierto para la ejecución del proceso de renovación de los trenes de la serie 2500 de la línea 9 (Benidorm-Dénia) por un importe de 2,9 millones de euros.

Sin embargo, FGV no relaciona directamente la falta concurrencia con los problemas de pago del Consell. El motivo de la renuncia por parte de la única empresa interesada es, según FGV, que “no acreditó la solvencia económica necesaria”. La empresa aseguró ayer que prepara un nuevo contrato y que la renovación de los seis trenes de la serie 2500 que prestan servicio en esta línea un tema “prioritario” para FGV.

La empresa pública de transporte licitó el servicio de actuaciones y mejora en la serie 2500 por un plazo de 25 meses por un importe total de 2.985.787,00 euros, IVA excluido. Se trata de seis trenes diésel de la serie MAN 2.500 en servicio en la Línea 9 que discurre a lo largo de sus 51 kilómetros entre Dénia y Benidorm, que el pasado año registró 753.750 viajeros.

La principal actuación prevista en este contrato era la revisión de los bogies, el elemento mecánico que incorpora los ejes y las ruedas y que permiten su desplazamiento.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50