Duran rebaja el nivel de enfrentamiento con Mas por el proceso soberanista

La ejecutiva de CiU rehúye la tercera vía que propone Unió para evitar nuevas discrepancias

La dirección de Convergència i Unió ha intentado transmitir hoy un mensaje de normalidad a las bases del partido y a la opinión pública tras el alto nivel de enfrentamiento interno que han vivido los dos socios de federación las últimas semanas. La ejecutiva de la federación se ha reunido por primera vez después de las vacaciones del verano y, según su secretario general, Josep Antoni Duran Lleida "no es cierto" que haya discrepancias por el proceso soberanista. También ha querido negar un riesgo de ruptura de la federación: "Hoy CiU trabaja con normalidad".

En la conferencia de prensa posterior a la reunión de la ejecutiva Duran ha hablado de absoluta sintonía en todos los asuntos que han abordado los dirigentes de CiU. Sin embargo, según ha indicado, el encuentro ha evitado todos los asuntos que han generado discrepancias las últimas semanas. Por ejemplo, no se ha hablado ni de la "tercera vía" que Duran defiende entre la independencia y el mantenimiento del actual Estado de las autonomías. Tampoco se ha hablado del documento de agravios presentado la semana pasada por el Gobierno de CiU y que Duran desconocía. Los dirigentes de CiU también han rehuido el posicionamiento que mantendrán en la comisión del Parlamento catalán que servirá para fijar una pregunta y una fecha para intentar celebrar la consulta soberanista.

Apartados del debate los asuntos más punzantes y que generan discordia en CiU, Duran ha insistido en lo que les une, como la negociación de los Presupuestos de la Generalitat con ERC y el rechazo a las cuentas del Gobierno central.

Más información
Duran Lleida y Homs airean en público las tensiones en CiU
CiU se precipita hacia su ruptura por la agenda soberanista de Mas y ERC
Duran advierte a Rajoy de una posible declaración unilateral de independencia

Preguntado por el nivel de discrepancias internas exhibidas los últimos días por CiU, y que llevaron al propio Duran a hablar de una posible ruptura, el dirigente democristiano se ha mantenido a la defensiva. Incluso ha retado a los periodistas a enumerar los desencuentros para, después, asegurar que éstos no eran ciertos. En este sentido ha negado que Convergència i Unió discrepen sobre si se debe formular una pregunta o varios a los ciudadanos de Cataluña. También ha negado que el presidente Mas tenga ya clara qué pregunta quiere hacer a los ciudadanos. El presidente catalán ha defendido públicamente en varias ocasiones que el referéndum debería preguntar: "¿Desea usted que Cataluña se convierta en un Estado dentro de la Unión Europea?". "No hemos hablado de nada de esto", ha asegurado Duran.

La reunión de la ejecutiva de CiU ha acordado que los próximos días abrirá contactos con PSC, ERC e ICV para intentar buscar una posición común en el congreso de los Diputados sobre la consulta de autodeterminación. Duran ha emplazado especialmente al PSC a sentarse a negociar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS