Un enigma del siglo VI a. C.

Marcos Chicot publica 'El asesinato de Pitágoras'

Marcos Chicot.
Marcos Chicot.

"Aquí se encuentra mi sucesor". Así arranca la novela El asesinato de Pitágoras (Duomo Ediciones), en la que Marcos Chicot (Madrid, 1971) incide en la tendencia de situar a personajes históricos en tramas criminales.

Corre el año 510 a. C. en Crotona, una de las colonias de la Magna Grecia en el Jónico. El matemático y filósofo, de 70 años, en ese momento uno de los personajes con más poder político de la Grecia de su época, está a punto de elegir a su sucesor entre los grandes maestros y sus discípulos mejor preparados cuando estos comienzan a caer asesinados.

Tras los crímenes se atisba una mente tan poderosa como la de Pitágoras. Para resolver el caso, el filósofo contrata a un egipcio Akenón, quien tratará de descubrir al asesino con ayuda de Ariadna, una de las hijas de Pitágoras. Al tiempo que investigan, deberán resolver sus propios sentimientos.

Chicot, quien mañana promocionará el libro en Bilbao, ha dedicado cerca de tres años a documentarse y escribir la obra, de la que ya está escribiendo una continuación, La hermandad. Como ha recordado, Pitágoras fue "un gigante intelectual" cuyo influjo ha llegado hasta nuestros días, además de un hombre misterioso y de gran carisma.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS