Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de personas reclaman un País Valenciano “digno y exigente”

La Comissió 9 d’Octubre pide a Fabra que “deje de arrodillarse ante Madrid”

Una enorme 'senyera' precedió a la manifestación del 9 d'Octubre, este miércoles, en Valencia.
Una enorme 'senyera' precedió a la manifestación del 9 d'Octubre, este miércoles, en Valencia.

“Tenemos derecho a obtener las respuestas que reclamamos, las soluciones que necesitamos como sociedad y como pueblo, hemos de ser política y socialmente exigentes. por necesidad y por dignidad”. El manifiesto de la convocatoria anual de la Comissió 9 d'Octubre, —que agrupa a organizaciones cívicas como Acció Cultural, Escola Valenciana, Ca Revolta o la Societat Coral El Micalet; sindicatos como Comisiones Obreras, la UGT y la Intersindical Valenciana, y organizaciones parlamentarias como Esquerra Unida o Compromís, pero también extraparlamentarias—, desarrolaba así el lema de la pancarta que encabezó este miércoles la manifestación: “País Valencià, dignitat”.

Precedida por una enorme senyera, la marcha, en la que participaron varios miles de personas, 8.000 según los organizadores, transcurrió por el centro de Valencia, desde la plaza de San Agustín hasta el Parterre, donde se ubica la estatua de Jaume I. En un ambiente festivo, con los castillos humanos de la muixeranga y el sonido de la dolçaina i el tabalet acompañando un abanico de reivindicaciones que iban desde la defensa del Júcar, de la plataforma Xúquer Viu, a la televisión pública, de los trabajadores de Ràdio Televisió Valenciana, pasando por una enseñanza de calidad, de organizaciones como el Bloc d'Estudiants Agermanats, la manifestación estuvo jalonada de banderas con la estrella independentista que portaban grupos como Esquerra Republicana, PSAN, Solidaritat per la Independència o Coordinadora d'Unitat Popular.

Además de los dirigentes de CCOO, UGT e Intersindical, destacaba  la presencia de cargos públicos de Esquerra Unida del País Valencià. Cuatro diputados autonómicos, Marga Sanz, Ignacio Blanco, Marina Albiol y Esther López Barceló, el diputado en el Congreso Ricardo Sixto y el portavoz municipal en Valencia, Amadeu Sanchis, se sumaron a la marcha. “El País Valenciano está en uno de los momentos más bajos de su historia”, dijo Sanz, porque quienes gobiernan lo hacen “de espaldas a la calle”. Por eso, añadió la portavoz de la coalición, Esquerra Unida apuesta por “un futuro de cambio en 2015”.

Encabezando el grupo de Compromís figuró el portavoz en el Ayuntamiento de Valencia, Joan Ribó, quien recogió el lema de la convocatoria para señalar: “Dignidad es una palabra que hemos de gritar los valencianos, en defensa de nuestros derechos, desde la unión de todos”. Ahora mismo, añadió, “nadie nos hace caso en ningún sitio”.

“Reclamamos a Alberto Fabra y al Gobierno valenciano”, dijo Toni Gisbert, secretario general de Acció Cultural del País Valencià, “que dejen de arrodillarse ante Madrid y defiendan de una vez los intereses de los valencianos”. Una justa financiación autonómica fue la principal de las reivindicaciones, pero el manifiesto incluyó también el derecho al uso del valenciano y una crítica al “mantenimiento de tics franquistas por parte de representantes del PP”.