Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alumnos de escuelas náuticas tendrán que pagar 1.968 euros por la residencia

La consellería cobrará por comer y dormir en un centro que era gratuito cuando se matricularon

Cuando se matricularon, el Aula de Seguridad y Salvamento era gratuita. También lo eran una cama en un dormitorio compartido y el plato de comida en el comedor de la Escuela Oficial Náutico-Pesquera de Serantes, en Ferrol, donde estudian un ciclo superior para oficiales de buque. Con las clases ya en marcha, la consellería do Medio Rural e Mar dio luz verde a un decreto (143/2013) publicado en el DOGA el 16 de septiembre que fijaba los precios públicos para determinados cursos de formación que son obligatorios para cualquier persona que quiera embarcarse para trabajar en un pesquero o gobernar un barco. Con estas tasas, el curso 2013/2014 cuesta la friolera de 2.875 euros. La residencia en pensión completa durante el año escolar en Serantes o Vigo , las únicas escuelas oficiales que ofrecen esta posibilidad, le sale a cada alumno por 1.968 euros. Quedarse a dormir una noche cuesta 11 euros y comer un día 5. El coste del menú apenas baja con el bono semanal de lunes a viernes (22,50 euros) y la escuela cierra el fin de semana, otro obstáculo más para los estudiantes que llegaron desde Málaga y Algeciras.

El curso básico de seguridad, imprescindible para cualquier marinero, se pone en 680 euros sumando la parte teórica y las prácticas. Otros dos complementarios: uno avanzado en lucha contra incendios y el de embarcaciones de supervivencia y botes de rescate cuestan 400 y 450 euros. Contra estas tasas, que los cogió por sorpresa con el curso ya en marcha, se movilizaron hoy por segunda vez en pocos días un grupo de unos 25 alumnos de la escuela náutica de Serantes con el apoyo del BNG y la CIG. Desplegaron sus pancartas caseras de tela blanca estampadas con letras fluorescentes debajo de las oficinas de la Xunta en Ferrol, en la plaza de España, con el lema: 'Educar si, estafar no'.

I., alumno afectado, contó que en la escuela les advirtieron que los incluirían en listado de morosos de Hacienda si no ingresaban el dinero en los plazos previstos. La mayoría de los alumnos matriculados han pasado por el aro para no ser expulsados pero mantienen sus quejas y exigen a Mar la retirada de esta normativa que les obliga a pagar por lo que era gratis cuando se inscribieron -julio- y que “ha sido gratis desde que se implantó”, afirma Xosé Luis Rivera, de la CIG Ensino. Desde el BNG ferrolano, su portavoz, Iván Rivas, acusa a la Xunta de “tropelía” y de limitar el acceso a la formación a las personas de las clases sociales más castigadas por la crisis.

Entre las pocas facilidades que ofrece la consellería aparece el pago fraccionado por trimestres para los alumnos que cursen el año completo, además de posibles líneas de becas del Gobierno central que, en el mejor de los casos, no llegarían hasta la primavera del 2014. Las bonificaciones o exenciones se aplican a los hijos de familias numerosas o monoparentales, parados, mujeres o víctimas de terrorismo y violencia de género. El mismo decreto fija los precios por los servicios prestados en los centros de formación de las familias marítimo-pesquera y agroforestal y el coste de la matrícula del Aula de Seguridad y Salvamento que dependen de Mar. Las escuelas en las que se imparten las relacionadas con pesca son el Instituto Politécnico del Atlántico en Vigo, el Instituto Gallego de Formación en Acuicultura de A Illa de Arousa y las escuelas náuticas de Ribeira y Ferrol mientras que la rama agroforestal se enseña en Sergude, Lourizán y Becerreá.