Puig: “Llevamos demasiado tiempo sin estar en los debates de España”

“El cambio de financiación ha de ir más allá de Cataluña”, dice el líder socialista

El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, en el acto celebrado en paraninfo de la Universitat de València.
El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, en el acto celebrado en paraninfo de la Universitat de València.JOSÉ JORDÁN

“No tenemos que hablar de un trozo de tarta sino de toda la trata”. Ximo Puig usó este lunes esta imagen para referirse a la propuesta de la dirigente del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, de buscar un nuevo mecanismo de financiación de Cataluña. “No es posible que cuando se plantean otros problemas en otras comunidades autónomas se intente parar la hemorragia sin hablar de otras hemorragias más graves”, añadió.

“El cambio de financiación debe ir más allá de Cataluña", señaló el secretario general del PSPV-PSOE. Según Puig, el cambio de modelo debe afectar al conjunto de las Administraciones Públicas. "El problema territorial no es simplemente encontrar el encaje de Cataluña sino un nuevo modelo de financiación autonómica y de las Administraciones Públicas", añadió.

Una nueva prosperidad

“Un nuevo tiempo, un nuevo proyecto de prosperidad”, fue la idea que articuló anoche el discurso de Ximo Puig ante una representación de organizaciones cívicas, sindicales y empresariales y ante la plana mayor del PSPV-PSOE. En el acto, celebrado en el paraninfo de la Universitat de València, intervino la periodista Xelo Miralles, que criticó la situación de Ràdio Televisió Valenciana y apostó por un medio público en el que la sociedad se sienta representada.

Tras ella, el dirigente socialista empezó por hacer cierta autocrítica —”No siempre entendemos la profundidad de los cambios que afectan a la sociedad valenciana”, dijo—, para criticar después las dos décadas de gobienro del PP. “En los últimos años, la Comunidad Valenciana ha perdido el norte”, aseguró antes de lanzar una propuesta de pacto sobre tres ejes: la creación de empleo y la garantía del Estado del bienestar; el reposicionamiento de la Comunidad Valenciana en España, y la revitalización de la democracia.

Por ello, es muy importante que la Comunidad Valenciana haga sentir su voz. Algo que, en su opinión, el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, no procura. “La complicidad permanente de Fabra con lo que le deja hacer Rajoy es hiriente para la Comunidad Valenciana y lesiva para los intereses valencianos”, sentenció el líder de los socialistas valencianos. Para enfatizar la necesidad de hacer visibles a los valencianos ante el Gobierno central y el conjunto de España, Puig anunció que su partido celebrará un acto en la Casa de Valencia en Madrid en conmemoración del 9 d'Octubre.

“El Levante feliz no existe”, proclamó Puig, que insistió en que “debe haber un camino de encaje de la Comunidad Valenciana en España”, para que disponga de una financiación justa, aunque también debe producirse un cambio en la gestión. “Queremos más dinero, pero no para el despilfarro, los grandes eventos o la especulación inmobiliaria”, indicó.

Puig hizo estas declaraciones tras reunirse con representantes del mundo cívico, cultural y educativo para anunciar una campaña del PSPV-PSOE coincidiendo con los 30 años de la aprobación de la Llei d'Us i Ensenyament del Valencià. El líder de los socialistas valencianos dijo que “la lengua es de todos, como las señas de identidad son de todos”.

Por la tarde, en un acto en el edificio histórico de la Universitat de València en el que presentó su propuesta de pacto social y político con motivo del 9 d'Octubre, Puig fue más explícito. “¿Qué significa una bandera si no es un símbolo de unidad?”, se preguntó, en clara alusión al PP y su intento de resucitar las polémicas identitarias. “Las señas de identidad no son de un partido, son de todos”.

“Las señas de identidad no son de un partido, son de todos”

Ante un auditorio en el que había representantes del mundo cultural, educativo, sindical y empresarial, Puig defendió “la vigencia del autogobierno cuando el viento de la recentralización sopla con fuerza” y apostó por un modelo federal “que no es otra cosa que reformar el Estado autonómico en materia de financiación para hacerlo más justo, con mayor corresponsabilidad y con mayor colaboración entre comunidades”.

“Llevamos demasiado tiempo resignándonos a no estar en los debates de España”, señaló el secretario general del PSPV-PSOE. “Para algunos, la Comunidad Valenciana ni está ni se la espera”. Por ello, prosiguió, hay que “reposicionar” a los valencianos, como aseguró que esta haciendo el PSPV en el seno del PSOE. “No podemos continuar aceptando una ciudadanía española de segunda, y eso nos afecta a todos, con independencia de nuestra ideología, y con independencia de nuestra opción política”, concluyó Puig, antes de recordar, con la mirada puesta en el PP de Alberto Fabra, que “acordar no es sumar adhesiones inquebrantables”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50