_
_
_
_

El Pinazo que intuye y anticipa la modernidad en el IVAM

43 dibujos y 34 óleos componen la nueva exposición del artista con los fondos del museo

Valencia -
Una de las obras de Pinazo que se exhibe en el IVAM
Una de las obras de Pinazo que se exhibe en el IVAMJOSÉ JORDÁN

El Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) ha inaugura este jueves una exposición que ofrece una nueva visión sobre la obra del pintor Ignacio Pinazo (1849-1916) y la reivindica como "esencia" de algunos de los designios del arte del siglo XX "al intuir la abstracción y lo conceptual".

Así lo ha asegurado la directora del museo, Consuelo Ciscar, que ha recordado que el IVAM posee la colección pública de obras más importante del creador con 100 pinturas y casi 400 dibujos del artista, fruto en gran parte de la donación de la familia Pinazo.

La selección que ahora se presenta, bajo el lema Ignacio Pinazo en la colección del IVAM, está integrada por 77 obras --43 dibujos y 34 oleos sobre lienzo y tabla-- ordenadas temática y cronológicamente que ilustran la evolución de uno de los artistas decisivos del periodo de transición entre el siglo XIX y el XX.

La muestra, comisariada por Javier Pérez Rojas, "subraya el particular salto en solitario del artista hacia un conjunto de investigaciones plásticas que anticiparon muchos de los presupuestos de la pintura moderna española", han destacado desde la institución cultural.

Y es que el último tercio del siglo XIX dibuja uno de los capítulos más brillantes en la historia de la pintura valenciana. Durante este período surge o se afianza un grupo de primeras figuras que imprime un nuevo sesgo a la actividad artística e inicia el camino hacia la modernidad. En ese contexto, la figura de Ignacio Pinazo "se agiganta a medida que se profundiza en su obra y su personalidad", agregan.

Los impulsores de al muestra explican que, pese a que Ignacio Pinazo Camarlench fue uno de los mejores pintores europeos de su época, "debido a una serie de circunstancias, la atención historiográfica y difusión, que hasta hace poco se le había prestado, no se correspondían con la magnitud y excelencia de su obra".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Su pintura precisa en muchos casos de una cierta educación pero atrapa al espectador que sabe perseverar y a partir de ese momento, cobra extraordinario interés a cada nueva mirada. Por otro lado, fue un hombre de talante introvertido y meditabundo, poco apropiado para la aventura y el viaje, de modo que su retiro en la localidad valenciana de Godella le privó de la proyección internacional que Sorolla, por ejemplo, conquisto muy tempranamente.

En este sentido, Consuelo Ciscar ha manifestado que "Pinazo es una de las figuras más simbólicas de la primera modernidad valenciana, y su pintura fue expresión de su propia personalidad, de su libertad como artista y refleja una realidad concreta tal como él deseaba".

"El más atrevido"

"Esta forma de actuar y el estilo que fue madurando ha hecho de Pinazo el artista más atrevido de todos los pintores de su generación, pues a través de ese lenguaje supo transferir a algunas de sus obras un aire inacabado que muestra una enorme visión de futuro", ha apuntado la directora.

"La enorme expresividad de la obra de Pinazo --ha proseguido-- como se refleja en ésta muestra, es única en este sentido pues la consigue a través del tratamiento plástico al que somete a sus obras, aplicando sus pinturas con espátulas, rallando posteriormente la materia, combinando algunos motivos muy detallados frente a otros apenas esbozados. Descubrimos así, una vez más, a un gran artista que parte de un asunto concreto pero, a través de recursos exclusivamente plásticos, se sitúa en los límites de la pintura pura".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_