Cotino niega una relación con la trama Gürtel por la visita del Papa

El presidente de las Cortes rechaza que enviara a nadie a reuniones Pérez Boada afirma que nunca tuvo encuentros con Correa

El presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, ha negado hoy su relación con la trama Gürtel con motivo de la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en julio de 2006, después de que Juan Rincón, exdirector de producción de Orange Market, le vinculara ayer ante el juez del caso Gürtel  con el amaño que desembocó en el desvío de fondos públicos en ese acontecimiento.

"Nunca mantuve ninguna reunión con el señor Correa, al que no conocía y sigo sin conocer, ni con nadie que él hubiese enviado de la empresa Orange Market", señala en un comunicado.

Cotino recuerda que no formó parte del Patronato de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias, que organizadó la visita de Benedicto XVI.

"Por lo tanto, no envié a nadie en mi nombre a ningún tipo de reunión con el señor Correa ni tampoco delegué en ninguna persona", añade el texto. "No tenía facultades para hacerlo al no tener ninguna competencia en ese ámbito, ni tampoco conocía de la existencia de esas reuniones, si es que las hubo".

El presidente de las Cortes anuncia que emprenderá acciones legales contra aquellas personas que le acusen de "este tipo de falsedades y mentiras".

Enrique Pérez Boada, exdirector del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), y quien según el testigo Juan Rincón asistió a las reuniones con miembros de la trama Gürtel en representación de Cotino, ha negado igualmente los hechos. Según su versión, ni acudió a ningún encuentro en representación del ahora presidente del Parlamento autonómico, ni coincidió nunca con Correa.

Pérez Boada sí ha reconocido que mantuvo reuniones tanto con Rincón como con el máximo responsable de Orange Market, Álvaro Pérez, pero en el marco de los muchos encuentros que los representantes del patronato (él fue uno de los dos comisionados) tuvieron con proveedores. Y ha asegurado que el patronato como tal nunca contrató a la firma de la trama Gürtel.

El exdirector del IVF ha desvinculado al patronato de la Fundación del V Encuentro Mundial de las Familias con el supuesto amaño en Canal 9, ya que el contrato se negoció exclusivamente en el ente autonómico. Pérez Boada ha confirmado, sin embargo, que la decisión de que fuera Televisió Valenciana quien se hiciera cargo de la organización y el pago de las pantallas gigantes que retransmitieron los actos religiosos por toda la ciudad sí partió de la fundación.

El también exconcejal del PP en la ciudad de Valencia, ha sostenido que, a pesar de las polémicas, la organización para la visita del Papa, articulada a través de la fundación, se autofinanció en más de un 70%, gracias a iniciativas como la mochila del peregrino y las aportaciones de los patrocinadores. Algo que no han logrado otros eventos como la Fórmula 1 o la Copa del América, ha indicado.

El problema en este caso, ha subrayado es que siete años después de la visita la fundación no se ha cerrado ni se han hecho públicas sus cuentas, lo que da pie a las críticas. En respuesta a la censura de la oposición de que la fundación sigue costando hoy dinero público, Pérez Boada ha afirmado que se debe a que las cuentas tienen que seguir auditándose cada año mientras permanezca en activo, y que la fundación precisa de un asesor que elabore las cuentas para presentarlas anualmente al patronato de fundaciones.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50