La familia Díaz Pardo niega facturas falsas en el Grupo Sargadelos

Los herederos replican a la querella de un socio defendiendo la labor del IGI

Los herederos de Isaac Díaz Pardo aseguran que nunca han tenido constancia de que el Grupo Sargadelos emitiese facturas falsas para justificar sus aportaciones económicas al Instituto Galego da Información (IGI), según han señalado a este periódico fuentes de la familia. “Todas las cuentas de las empresas han sido auditadas”, afirmó un portavoz de la familia. El fiscal ha pedido que declaren como imputados dos hijos de Díaz Pardo, junto a otros nueve consejeros de Sargadelos y O Castro, tras una querella presentada por uno de los socios del grupo, Segismundo García, que les acusa de delitos societarios por las transferencias de capital de las empresas al IGI.

Más información
El fiscal pide que declaren como imputados a 11 consejeros

 “Díaz Pardo decidió externalizar en el IGI todo el proceso de creatividad y de divulgación cultural del Grupo Sargadelos”, señaló el citado portavoz. “Todo lo que hizo desde ahí era en beneficio de las empresas. Y la cesión de fondos al IGI cada año era conocida y fue aprobada por los órganos de administración de las sociedades”.

Los herederos de Díaz Pardo argumentan que las actividades del IGI, que dirigía su padre personalmente, eran “fundamentales” para el desarrollo de las empresas. “De ahí salían las formas que utilizaba Sargadelos. Y la prueba está en que cuando Isaac fue apartado, la situación de las empresas empeoró claramente”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS