Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una madre y su hija robada se encuentran 38 años después

La hija consiguió acceder, por orden judicial, a los libros de registro de una clínica de Valencia

En ellos encontró los nombres de las posibles madres biológicas y localizaron a la correcta

Fiscalía considera "constatado" que ambas mujeres fueron víctimas de una "sustracción"

Han pasado 38 años desde que Rosa María G. dio a luz a María Vicenta M. en la clínica Virgen del Consuelo de Valencia, pero aún no se conocían. Este martes se han encontrado por primera vez en la Ciudad de la Justicia de Valencia porque, según la Fiscalía, Vicenta fue robada al nacer a su madre biológica. Quieren esperar unos días antes de dar publicidad a su caso pero la abogada de la hija, presente en el encuentro, explica que se han reconocido al verse: "No había duda de ninguna clase".

"Vicenta lleva cerca de 16 años buscando a su madre biológica. Desde muy pequeña ha sido consciente de que era adoptada pero tenía la duda de si era o no una niña robada", explica María Ángeles Capdevilla, abogada de la presunta bebé robada. Capdevilla cuenta que Vicenta recurrió a ella para conseguir la información que necesitaba del hospital donde nació.

"Conseguimos ejecutar un auto judicial gracias al cual la clínica de El Consuelo nos exhibió los libros de registro del día en que nació. En ellos localizamos los nombres de las posibles madres", detalla. Determinar cuál de ellas era la madre biológica no sería sencillo y gracias al Grupo de Menores de la Policía Judicial de Valencia, Capdevilla explica que encontraron a Rosa María.

"El encuentro ha sido la situación más emotiva y más satisfactoria que he tenido a lo largo de mi carrera profesional", explicaba la letrada. "Han sido 20 minutos con muchas emociones y lo que menos ha importado es dónde estaba cada una. Se deben 38 años de vida y están juntas para contárselos". Aunque la letrada dice que no ha tenido acceso a los informes que demuestren que se trata de un bebé robado, la fiscalía considera "constatado" que ambas mujeres fueron víctimas de un supuesto de "sustracción".

"Nos alegra el reconocimiento oficial y clarísimo de esta trama de robo", afirmó al conocer la noticia el abogado Enrique Vila, portavoz de la asociación SOS Bebés Robados. Vila ha denunciado en varias ocasiones el archivo de casos de niños robados por parte de la Fiscalía de Valencia. El abogado considera que el caso de estas dos mujeres demuestra la trama organizada de sustracción de bebés, por lo que critica que el ministerio público continúe cerrando causas.

En junio pasado, la fiscal jefe de la Audiencia de Valencia, Teresa Gisbert, repasó los datos y negó que se haya producido un "archivo masivo" de denuncias sobre bebés robados. De las 123 recibidas por el ministerio público en Valencia se han archivado 20, concretó.

Vila, no obstante, espera que el reencuentro sirva para reabrir otros casos "incomprensiblemente cerrados".