Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco expone su política de memoria histórica a un grupo de la ONU

Josu Erkoreka ha detallado la actuación del Ejecutivo en cuestiones como al reparación o la verdad

Josu Erkoreka, segundo por la derecha, saluda a la representación de la ONU.
Josu Erkoreka, segundo por la derecha, saluda a la representación de la ONU.

El Gobierno vasco ha expuesto este viernes su política en materia de recuperación de la memoria histórica en Euskadi a una delegación de la ONU compuesta por cinco especialistas internacionales en desapariciones forzadas.

La reunión, según informa el Ejecutivo de Vitoria en un comunicado, se ha celebrado en Bilbao a petición de esta delegación, compuesta por miembros del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas de la ONU, interesados en conocer las medidas adoptadas en Euskadi en aspectos como la reparación, la verdad, la justicia y la memoria de las víctimas de ese tipo de desapariciones.

En la cita han participado, por parte de la administración vasca, el consejero de Administración Pública y Justicia, Josu Erkoreka, y la directora de Víctimas y Derechos Humanos, Monica Hernando, quienes han trasladado a los miembros de la ONU las políticas que en esta materia se aplican en Euskadi desde hace 10 años.

Tras el encuentro con Erkoreka, los miembros de este grupo de trabajo se han desplazado a Vitoria, donde han mantenido una reunión con la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejería, a la que le seguirá otra con los miembros de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara.

Está previsto también que los integrantes de la delegación se reúnan con familiares de desaparecidos y representantes de la sociedad civil, así como con el presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra; el fiscal Superior de Justicia, Juan Calparsoro y el Ararteko, Iñigo Lamarca.

Además de la visita a Euskadi, los expertos de la ONU van a mantener contactos con representantes del Gobierno de España y de las comunidades autónomas de Cataluña y Andalucía.

Una vez finalizadas todas las reuniones, los cinco miembros del grupo, creado en 1980 por la Comisión de Derechos Humanos de la ONU para asistir a los familiares de personas desaparecidas en la averiguación de su paradero, analizará en Madrid el resultado de su visita.