Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paralizado el programa para contratar profesores de alta cualificación

La Generalitat congela el plan Serra Hunter, que el Gobierno podría impugnar por incumplir la normativa de contratación

La Generalitat y las universidades han paralizado el programa Serra Hunter, un plan estrella que estaba pensado para contratar profesores universitarios de reconocida trayectoria. El motivo es la posible impugnación por parte del Ministerio de Hacienda, que considera que vulnera la normativa. Esta establece que los centros educativos no pueden cubrir más del 10% de las jubilaciones con la incorporación de nuevos docentes. Este curso debían contratarse 75 profesores en las siete universidades públicas. Algún rector ha admitido que el porcentaje del 10% se superaba “de sobras” e incluso se triplicaba en algún caso.

La convocatoria pública, que tenía un alcance internacional, debía abrirse a principios de septiembre, pero diferentes universidades han confirmado que se ha aplazado sin fecha. Otras fuentes universitarias apuntan a que la convocatoria no se ha abierto todavía porque la Generalitat estaría negociando con el Ministerio de Hacienda. Pero un portavoz de este organismo zanja la posibilidad de conversaciones si no se cumple la normativa. “Si se supera el porcentaje, se está impugnando toda convocatoria de cualquier administración. La ley es la ley”, remachan.

Algunas universidades consultadas han expresado su preocupación ante la imposibilidad de desarrollar el Programa Serra Hunter. “Es una mala noticia y sería un desastre”, lamentan. Las universidades y la Generalitat confiaban en este plan para captar profesores con talento y caminar hacia una “estructura docente más flexible e internacionalizada y superar la rigidez impuesta por el modelo funcionarial”.

El programa prevé, en su totalidad, la incorporación de 500 profesores hasta 2020, y así cubrir una cuarta parte de las 2.000 jubilaciones previstas durante ese periodo en las universidades públicas. Las plazas se convocan periódicamente. En la primera fase del plan, inaugurado en 2003, se incorporaron 482 profesores.

Para este curso se iban a sumar 75 más, casi la mitad iban destinados a la universidad de Barcelona y la Autónoma. Hace unos meses ya se había realizado una campaña de difusión internacional, que consiguió captar unos 500 aspirantes de 38 países. Ahora debía abrirse el proceso de selección, pero esto hasta el momento no será posible.