Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los grandes partidos silencian la corrupción

CiU, ERC, PSC y PP evitan hablar durante el debate sobre los 'caso Palau', 'Mercurio' y el de las ITV

Alguien que hubiera escuchado solo la sesión matutina del Debate de Política General de ayer habría llegado a la conclusión que la corrupción no existe en Cataluña. Pero nada más lejos de la realidad, como se evidenció por la tarde. Los grandes partidos, Esquerra, PSC y Partido Popular evitaron denunciar los escándalos que afectan a CiU (por citar solo dos, el caso Palau y el caso ITV, con Oriol Pujol imputado). Los republicanos lo evitaron para no molestar a su socio, y los socialistas y populares para no hacerse daño en sus propias filas: en la bancada del PSC estaba presente Dani Fernández, imputado por el caso Mercurio, y el PP catalán, pese a no tener encausados, tiene como lastre los escándalos que afectan al partido, como el caso Bárcenas.

Después de comer hubo la primera aparición de la corrupción. El líder de ICV, Joan Herrera usó los argumentos que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, esgrimió sobre la transparencia para plantearle el problema: “Para regenerar la democracia debemos hacer frente a los casos de corrupción. Y para ganar la democracia lo que debemos entender es que en Cataluña hay demasiadas áreas oscuras. Que ha habido corruptos y, atención, corruptores”. Herrera no se quedó ahí, y señaló a CiU por el caso Palau: “Es la implicación estructural del partido mayoritario de Cataluña en un caso de financiación ilegal, presuntamente con dinero de grandes constructoras a cambio de concesiones”. Los ecosocialistas incluyeron en sus propuestas de resolución una destinada a combatir con más dureza la corrupción.

Herrera citó un informe de la UE que sitúa a Cataluña como una de las peores regiones en cuanto a niveles de corrupción se refiere. El líder de Ciutadans, Albert Rivera, usó el documento para cargar contra Mas: “Cataluña lidera la corrupción, y no nos gusta ser líderes en esto”

El representante de la CUP, David Fernández, fue más allá y enumeró varios escándalos para acabar reclamando que las promesas de Mas en transparencia no caigan en saco roto. “Las palabras de siempre: solo son espejismos si no van acompañadas de hechos que las acompañen y que las conviertan en realidades. En estos diez meses hemos conocido dinámicas que dicen todo lo contrario”, denunció Fernández.

Entre las 34 propuestas de resolución conjuntas que presentaron CiU y ERC hay una sobre transparencia y calidad democrática, que pone negro sobre blanco algunos de los compromisos que ha ido desgranando Mas durante la legislatura. El texto apunta alguna novedad, como mayor control de los lobbies y mayor transparencia en las subvenciones que reciben las entidades privadas. Entre otros, CiU y ERC se comprometen a ampliar el Portal de la transparencia de la Generalitat para que haya control de todos los fondos públicos.