Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cuentas de Valencia no están claras, denuncia la oposición

Los socialistas denuncian más presión fiscal el año próximo

EU califica la auditoria municipal de "varapalo" a la gestión municipal

Compromís exige explicaciones por las facturas de la luz pendientes de pago

Los socialistas han enmendado la plana a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que el pasado viernes presumió de ser una de las grandes capitales españolas con menor presión fiscal. "No es la ciudad más barata ni entre las grandes capitales españolas", ha denunciado el concejal socialista en la ciudad Pedro M. Sánchez.

El edil ha explicado que su formación ha votado este martes en contra de las ordenanzas fiscales en la Comisión de Hacienda al entender que se mantiene para el próximo año la subida del 10% del IBI, se reduce la bonificación por domiciliación bancaria de los recibos del 5 al 2%, y las tasas y precios públicos suben un 2,1%. Además se incrementa el impuesto de vehículos; se amplia la ORA a otras zonas y sube su precio. 

El concejal ha adelantado que en el período de alegaciones los socialistas plantearán propuestas para conseguir un sistema fiscal "justo, que facilite el pago de impuestos a los que cumplen, y se lo haga difícil a quienes incumplen". El Grupo Socialista volverá a plantear que las "confesiones religiosas paguen el IBI en los locales no destinados al culto".

Otro de los asuntos tratados en la comisión ha sido al auditoría municipal de gastos de 2012 que ha realizado el estudio detallado de una muestra de 494 expedientes de gasto extraídos por muestreo de un total de 14.496 gastos que han tenido un coste de 502 millones de euros, lo que supone el 70% del presupuesto de gastos del Ayuntamiento, que fue de 716 millones en 2012.

La relación de facturas en los cajones del año recoge facturas de 2009, 2010, 2011, 2012 y 2013 por una cantidad de 1,8 millones euros. Con este dato se desmiente otra de las cantinelas del PP de que solo quedan pendientes las facturas de los últimos meses del año.

El Ayuntamiento ha pagado en 2013 563 facturas correspondientes a ejercicios anteriores por valor de más de 31 millones de euros. En concreto, corresponden a gastos de funcionamiento e inversiones pendientes de pago, como los 8,4 millones del Pont de Fusta, o algo más de dos millones en expropiaciones

EU califica de "varapalo" la auditoría municipal

La concejala del grupo municipal de EU, Rosa Albert, ha añadido que un año más la auditoría del Ayuntamiento de Valencia de 2012 supone un "verdadero varapalo" a la gestión desarrollada por el equipo de gobierno durante el pasado ejercicio.

Según dicho informe, el 32,8% del gasto presupuestario total, que ascendió a 502.366.241 euros, presenta una observación significativa por parte de la Intervención Municipal, es decir, un total de 164.880.365 euros "cuentan con reparos por parte del interventor".

Albert ha hecho referencia a aquellos que se han realizado en bienes y servicios con un importe inferior a 3.000 euros y que ascienden a un total de 3.724.047 euros. El 43,6% se ha desarrollado con observación significativa, en concreto afectaría a un gasto de 1.624.814 euros y la causa fundamental es que se trata de desembolsos sin autorización, disposición y/o fiscalización previa, ha explicado la concejala, quien ha especificado que, de ellos, "22 millones corresponden a gastos de ejercicios cerrados y sin cobertura presupuestaria a los que la Intervención ha puesto el correspondiente reparo y que desembocaron en reconocimientos extrajudiciales de crédito".

En la misma comisión se ha dado cuenta del cuarto expediente de reconocimiento extrajudicial por 1,8 millones de euros, "lo que supone que en lo que llevamos de año se han aprobado por este procedimiento un total de 47,3 millones de euros", ha especificado.

La edil de EU ha comentado que también se ha aprobado en la Comisión de Hacienda la cuarta modificación de créditos extraordinarios y suplementos de créditos del presupuesto 2013. El Interventor en su informe recoge que esta modificación incrementa en 377.468 euros el gasto no financiero computable a efectos de la regla de gastos.

Compromís y las facturas de luz

Compromís ha exigido explicaciones después de que "hayan vuelto a aparecer" facturas de electricidad pendientes de pago por 1,5 millones de euros, emitidas en junio de 2013 y que corresponden al alumbrado público de septiembre de 2012.

El portavoz de Compromís en el Ayuntamiento, Joan Ribó, ha explicado que los datos ponen de manifiesto que el Consistorio es "incapaz de parar la sangría de recursos" que supone todos los meses el consumo de luz "desaforado, muy superior al resto de ciudades españolas y europeas". Según varias fotos realizadas por satélites artificiales, Valencia es después de Las Vegas y Dubai "la ciudad con más intensidad lumínica del mundo", ha denunciado.

El pago de la energía eléctrica es uno de los grandes motivos de los reconocimientos extrajudiciales de crédito del Ayuntamiento de Valencia como indica "claramente la auditoría de gastos" 2012 del Ayuntamiento.

Las facturas que hay que pagar a Gas Natural Comercializadora por 1,5 millones de euros tienen un coste de 1 euro por Kwh. Un coste "incomprensible" cuando los ciudadanos pagaban, en septiembre de 2012, por la electricidad cerca de 0,15/Kwh y en otras facturas pagadas por el ayuntamiento el coste de la energía eléctrica oscilaba entre 0,11 y 0,14/Kwh.