Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plan de viabilidad del aeropuerto de Castellón costó 89.642 euros

El documento auguró 600.000 pasajeros el primer año al comparar la provincia con Andalucía

Se hizo sin visitar la zona y con “intensas búsquedas por Internet”

El plan de viabilidad del aeropuerto de Castellón encargado a Mott MacDonald en 2003, que estableció la cifra de 600.000 pasajeros durante el primer año de funcionamiento, costó a la Generalitat 89.642 euros. El informe se hizo en dos meses, con entrevistas realizadas en Madrid (probablemente en Fitur), sin visitar Castellón y con estadísticas obtenidas “por intensas búsquedas en Internet”.

Este documento fue de vital importancia para establecer las condiciones del contrato de obra y explotación de la instalación, puesto que se fijó la cuota de rentabilidad en esos 600.000 pasajeros y la Generalitat se comprometió a pagar a la concesionaria seis euros por cada pasajero de menos. MacDonald estimó que al quinto año de funcionamiento la cifra sería de un millón. La última previsión del Consell establece un número “realista” de 360.000 al quinto año.

Para establecer este horizonte de viajeros, la firma realizó un cruce de datos de estadísticas públicas sobre los pasajeros, turistas y pernoctaciones de la costa de Andalucía, puesto que los promotores del aeropuerto aseguraron en Fitur que el litoral castellonense aspiraba al mismo desarrollo. Era la época en la que se presentaban en la feria de turismo de Madrid la decena de proyectos urbanísticos con golf, macrourbanizaciones y el parque temático de Mundo Ilusión.

De esta forma, el informe recoge que por el aeropuerto de Castellón pasarían 594.624 pasajeros el primer año de funcionamiento (previsto en 2006) y un incremento hasta los 3,16 millones en 2056 (el año en el que finalizaba la concesión). De los primeros turistas, 78.720 serían nacionales, 248.693 internacionales de líneas low cost, y 267.211 procedentes de otros vuelos internacionales y chárter.

El informe elevaba considerablemente las previsiones que el plan director del aeropuerto había establecido en 1998: 108.000 el primer año y menos de 500.000 el quinto. Cuatro estudios más realizados entre 2006 y 2011 también presentaron cifras más bajas que las de Mott MacDonald.

Además, hizo una previsión de ingresos del aeropuerto en base a ese número de pasajeros que fijó en 6,7 millones de euros en el primer año y más de 36 en el último año de la concesión. La cifra se estableció en base a los datos de ingresos de aeropuertos elaborada por AENA. MacDonald no hizo un estudio de gastos. Sí hablaba de las limitaciones por la cercanía de aeropuertos en Barcelona, Reus, Valencia y Alicante.

El grupo Compromís, que ha tenido acceso al informe de 31 páginas facilitado por la Generalitat, ha criticado los “datos irreales” y el coste de un documento, a su parecer, poco elaborado. “Todo el castillo de naipes que fueron los cálculos irreales del aeropuerto se basaron en un estudio sin pies ni cabeza, sin ningún dato contrastable y fiable”, ha manifestado el coportavoz en Castellón, Carles Mulet.