Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La memoria olvidada

Mireia Gabilondo presenta en el Zinemaldia 'Amaren eskuak'

La cinta se proyecta esta noche en la gala del cine vasco

La directora Mireia Gabilondo, en San Sebastián.
La directora Mireia Gabilondo, en San Sebastián.

Mireia Gabilondo (Bergara, 1964) encontró en las páginas de Amaren eskuak sentimientos con los que se "reconocía muy fácilmente", los que traba la relación de una madre y una hija a través de la enfermedad que padece la primera, incapaz de recordar nada de forma súbita. El libro de la escritora Karmele Jaio, Las manos de mi madre, en castellano, provocó en la directora el deseo, las "ganas de contarlo con imágenes, de llevarlo al cine", pero tuvo que esperar dos años para ver su proyecto hecho realidad. La cinta se ha estrenado en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, dentro del apartado Zinemira, además de ser el título que esta noche se proyecte en la gala del cine vasco.

Amaren eskuak está protagonizada por Ainara Gurrutxaga, Nerea en la película, una periodista en continuo equilibrio entre sus obligaciones laborales y familiares y a la que la enfermedad de su madre golpea y termina por desbaratar esa "vorágine de estrés, de trabajo, de tener una hija, de poder con todo, pero agarrado con hilvanes", explica la directora.

"Me pasó algo parecido a mi", relata Gabilondo, "mi madre murió en una semana, y me vi atrapada en ese sentimiento de culpa, de las muchas cosas que se te despiertan por dentro... Pero luego la película es muy positiva, en definitiva, cuando se está tan mal sólo nos queda la opción de parar, pisar fondo e ir para arriba". Y Nerea tiene la oportunidad de conocer mejor a su madre, aunque sea incapaz de articular palabra, y de reedescubrir que todos los que la rodean y apoyan siempre han estado ahí.

El contrapunto al drama lo pone Vicky Peña, que interpreta a Pilar, la hija de la compañera de habitación del hospital de la madre de Nerea. Otra faceta que Gabilondo consideró oportuno retratar. "Mira, la intimidad de una habitación de hospital es horrible. Quien lo haya vivido lo sabe, que de repente la de la cama de al lado te hable cuando no quieres escuchar, cuanto necesitas un poco de intimidad...", cuenta la directora de Amaren eskuak, que se estrena este viernes en salas de Euskadi, Madrid y Barcelona.

El peso de la película recae en su mayoría en actrices, una circunstancia que Gabilondo no quiere que se malinterprete. "No nos sorprendemos en el cine cuando vemos historias de hombres, pero todavía nos sorprendemos cuando vemos que la historia de una mujer. Esta es una historia muy universal, y perfectamente podría haber sido la relación de un padre y su hijo", defiende la directora. "Tengo miedo de que se diga que es una película de mujeres. La protagonista es una mujer, los secundarios importantes también, está escrito por una mujer y dirigido por otra, pero hasta ahí".