Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los baños de Atocha serán de pago a partir de diciembre

ADIF privatiza la gestión de los aseos con el argumento de "mejorar la calidad del servicio"

El PSOE exige la retirada de la medida, que enmarca en las "agresiones de Fomento" a Madrid

Facua recuerda que no es un servicio adicional sino esencial y que su cobro es abusivo

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), ente público del Ministerio de Fomento, ha informado hoy de que los aseos de la estación de Madrid-Puerta de Atocha van a pasar a ser de pago a partir del mes de diciembre. El precio por el uso de los baños está aún por fijar y no lo hará ADIF sino la empresa holandesa 2theloo a la que ha cedido la gestión. Una portavoz de ADIF ha precisado que la cantidad que se baraja es "pequeña" y "ajustada al servicio" y que el pago solo afectará a los servicios de las tres instalaciones sanitarias abiertas al público en general. En cambio, los wc que existen en las salas de embarque, los que usan los viajeros con billete, seguirán siendo de ADIF y su uso será gratuito.

El importe de adjudicación del contrato de gestión es de 280.000 euros más IVA y la concesión es por siete años. ADIF argumenta que privatiza los baños con el fin de "mejorar la calidad del servicio a los usuarios". "Se han producido casos de vandalismo y malas prácticas que se quieren evitar y la calidad de un servicio tiene unos costes", justifica la portavoz. Según ADIF, "de esta forma, se pretende que el cliente perciba la importancia que tiene el cuidado de un bien público, valorándolo y haciendo un uso responsable" de este. "Se trata de un modelo plenamente consolidado en estaciones de ferrocarril europeas y otro tipo de espacios y establecimientos como centros comerciales o estaciones de servicio, con elevadas cotas de satisfacción por parte de los usuarios", añade ADIF en un comunicado.

De momento, la medida solo afectará a una de las 1.500 estaciones de administra ADIF, la de Madrid Puerta de Atocha, por la que pasan al año unos 17 millones de viajeros y la más importante de España junto con la de Barcelona Sants. "La adjudicación de la gestión de los aseos empieza en Atocha y luego se analizará si la experiencia se implanta en alguna otra, aunque sería siempre en estaciones de gran tamaño y tráfico", precisa la misma fuente oficial del ente público.

El 'no' de socialistas y consumidores

Mañana, en la reunión de la comisión de Fomento, el grupo socialista en el Congreso de los Diputados denunciará según fuentes del PSOE "las agresiones continuas que sufren los madrileños desde el ministerio que dirige Ana Pastor", entre las que citan la "subida de tasas aeroportuarias hasta expulsar a las compañías low cost, abandono del proyecto de plataformas bus-vao en las carreteras nacionales de acceso a Madrid, quiebra de todas las radiales de pago y ahora los baños de la estación de Atocha de pago".

El PSOE propondrá la retirada de la medida y que "los recursos públicos destinados a la campaña publicitaria 'Para que puedas llegar' (741.946,88 euros) se destinen a cubrir los gastos de remodelación y conservación de los baños de Atocha que ADIF pretende obtener mediante el cobro de su utilización a los usuarios".

La Federación de Consumidores en Acción (Facua) considera "un abuso de dudosa legalidad" que haya que pagar por ir al baño en Atocha. Según denuncia en una nota, con esta práctica, Adif ingresará dinero por dos vías a cambio de los mismos servicios: por un lado lo que cobra por el uso de sus infraestructuras a Renfe y el resto de operadores y, por otro, el beneficio que obtenga de la concesión.

"Los aseos son un elemento esencial en un recinto de estas características por motivos de salud pública. No es un servicio adicional por el que pueda cobrarse", advierte Facua, que demanda a los gobiernos central y regional que analicen el posible carácter abusivo, y por tanto ilegal, de esta práctica. "Cobrar por permitir la entrada al baño resulta tan admisible como hacerlo por utilizar las escaleras o la entrada en la estación", concluye.

El pago comenzará a realizarse una vez concluyan unos trabajos de "reforma integral" que la adjudicataria está realizando (y pagando de su bolsillo) en los baños y que, según ADIF, incluirán "mejoras de  ahorro energético y de agua, así como de diseño y funcionalidad". Las obras de los aseos principales, situados a la salida de la zona de embarque, empezaron ayer y acabarán a principios de noviembre. Después, se remozarán dos bloques sanitarios más pequeños, que se encuentran en la zona del jardín tropical y antes de entrar a llegadas. Se prevé que los tres baños estén terminados "a lo largo de mes de diciembre". Además, el acuerdo con la empresa privada contempla habilitar una sala de lactancia en la estación, que será también de pago. Hasta ahora Atocha carecía de un recinto con este fin.

En los aseos de la zona de embarque no se realizará, en cambio, ninguna mejora. En el comunicado, la compañía pública explica que los aseos reformados contarán con "atención permanente presencial y especializada para garantizar la higiene y la seguridad en las instalaciones", aunque no se aclara si se refiere a comerciales o limpiadores. Según ADIF, incorporarán servicios adicionales (que se pagarán aparte), como artículos de aseo e higiene, que "les proporcionarán valor añadido".

La compañía pública indica además que la empresa adjudicataria de la gestión de los aseos se ha comprometido a negociar con las tiendas de la estación para que los usuarios de los aseos puedan acceder a "ventajas comerciales o descuentos en la adquisición de los bienes o servicios" de estos establecimientos. En la estación hay 30 locales entre tiendas y cafeterías o restaurantes, además de otros servicios.

El ente público destaca que la empresa que se encargará de gestionar los baños de Atocha, creada en 2011 y con sede en Amsterdam, cuenta con una "amplia experiencia en la gestión especializada de aseso de calidad en diversos países". En España, solo lleva los baños del centro comercial Maremagnum de Barcelona y está presente además en Holanda, Israel, Polonia, Hungría, Austria y Bélgica. Los baños de Maremagnum cuestan 50 céntimos y, además del uso de estos, el cliente obtiene un tique de descuento de 50 céntimos que puede canjear en la tienda de la empresa asociada a los lavabos. "Nuestros lavabos agradables, bonitos y siempre limpios, están en tiendas, centros comerciales, estaciones de tren, gasolineras y dónde sea que exista esta necesidad", dice 2theloo, que significa al lavabo en inglés, en su web.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información