Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Panrico planea 1.900 despidos y rebajar los salarios entre el 35% y el 45%

La empresa suspendió hace una semana el pago de nóminas para pagar a proveedores

Los peores presagios se han cumplido. El nuevo consejero delegado de Panrico, Carlos Gila, anunció ayer a los representantes de los trabajadores su intención de despedir a 1.900 empleados de un total de 4.600 (entre plantilla y repartidores autónomos), además de imponer una rebaja salarial de entre el 35% y el 45% a la plantilla que siga en la empresa. Gili les ha asegurado que tiene intención de reflotar la compañía y que descarta presentar concurso de acreedores.

La histórica compañía de origen catalán, hoy en manos del fondo americano Oaktree, está inmersa en una grave crisis desde que hace una semana Gila anunció que suspendía el pago de las nóminas para poder pagar a los proveedores. El anuncio se producía apenas unos días después del relevo de Joan Casaponsa como consejero delegado y desde entonces los trabajadores habían pedido una reunión con Gila.

La reunión se produjo finalmente ayer y el nuevo consejero delegado exhibió firmeza: no hay un duro, dijo a los sindicatos, y el plan de viabilidad que le ha sido encargado pasa por despedir a 1.900 personas. Son 756 de las seis fábricas repartidas por España, 483 personas de los departamentos de soporte técnico y ventas, 600 autónomos y 75 empleados de las estructuras superiores.

El presidente del comité intercentros de Cataluña, Leonardo Rodríguez (UGT), explicó tras reunión, celebrada en Madrid, que los sindicatos han dado por rotas las negociaciones con la compañía, que ayer pretendía abrir el diálogo de un “acuerdo marco”. Los sindicatos exigieron a Gila documentación exhaustiva que apoye su plan como condición para volverse a reunir. Está previsto que el próximo sábado de celebren asambleas en los centros.

Más información