Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo considera un “chiste” el apoyo a Franco de un alcalde de su partido

"La gran mayoría de los gallegos han entendido los ajustes", considera el presidente de la Xunta

Feijóo durante el desayuno informativo
Feijóo durante el desayuno informativo EFE

Alberto Núñez Feijóo ha despachado esta mañana como un "chiste" las reiteradas declaraciones públicas de alabanza a la dictadura de Franco que realiza el alcalde de Beade (Ourense), Senén Pousa, del PP. "Los chistes y la política no son compatibles. Los chistes deben quedar para la intimidad, para el bar y para la casa", ha afirmado el presidente de la Xunta y del PP gallego al ser preguntado, durante un desayuno informativo en Santiago, por el franquismo confeso del regidor de su partido. Feijoo ha vuelto a señalar que no habrá ninguna sanción contra Pousa por "respeto a la mayoría absoluta de los votantes" que lo han respaldado en el municipio.

Durante el acto organizado por el Fórum Europa en Santiago, Feijóo ha insistido en que los datos económicos de Galicia son mejores que la media de España ya que la comunidad "reaccionó antes y en menos tiempo" a la crisis tomando medidas para combatir el déficit. "Galicia ha respondido de una manera que ya quisieran otras comunidades autónomas", ha señalado Feijóo, quien interpreta su triunfo en las elecciones autonómicas de hace un año como la prueba de que "una gran mayoría de los ciudadanos entendieron los ajustes necesarios" puestos en marcha por la Xunta para recortar el presupuesto.

 Ante un auditorio en el que había un buen número de empresarios, Feijóo ha presumido de que su Gobierno puso en marcha "bajadas selectivas de impuestos" que, según ha admitido, han impedido reducir "otras dos décimas" del déficit, compensadas mediante los recortes. En total, según el presidente, la Xunta ha dejado de ingresar 116 millones de euros por la bajada de impuestos, lo que ha favorecido a 167.000 contribuyentes. El presidente ha mostrado además su inquietud por lo que entiende una "escalada de radicalización" de la política gallega, de la que ha responsabilizado al "nacionalismo", que ha calificado de "reactivo, huraño y autárquico". "Quien tiene ideas y propuestas no necesita dar puñetazos", ha dicho en clara alusión al líder de AGE, Xosé Manuel Beiras, antes de mostrarse dispuesto a hacer un esfuerzo para "consensuar lo que haya que consensuar" con la oposición.

Más información