Festival Asia se une a la Mercè con 15 montajes de 13 países

El castillo de Montjuïc y CaixaFórum se incorporan como escenarios para albergar desde acrobacias chinas a ilusionismo japonés, pasando por música de Mongolia, Pakistán e Irán

En el escenario, tradicionales cítaras coreanas y voces actuales del k-pop. Con este combinado abre hoy el XII Festival Asia, que pretende mostrar una fotografía cultural del continente oriental. Para su inauguración sube al escenario a las ocho coreanas que forman MIJI, el grupo que triunfa en su país natal con su receta de pop con sabor clásico.

 La fusión de ritmos folclóricos y modernos es la apuesta de una edición que acabará ofreciendo 15 espectáculos de 13 países distintos, lo que permitirá desde escuchar a cantantes de orígen polinesios a deleitarse con acrobacias chinas, ilusionismo japonés y música tradicional moderna de Mongolia, Pakistán e Irán, entre otros. Además de la actuación de apertura, el programa cuenta con Talegur Gangzi, artista mongol con raíces en el panorama del rock chino y artífice de lo que él mismo denomina mongolian grunge: mezcla de rock y música popular de China y Mongolia. Un cóctel similar ofrece la voz cristalina de Tamar MacLeod, neozelandesa afincada en Barcelona que esgrime un jazz con toques maoríes.

El cierre, el único espectáculo de pago de un festival por lo demás gratuito, también tiene sabor tradicional y fresco a la vez. Los jóvenes japoneses de Geimaruza rompen con la imagen elitista y anticuada de la danza nipona, revistiéndola con coreografías dinámicas y divertidas pero con acompañamiento de instrumentos clásicos como el shamisen o el taiko, el tambor típico. “En lugares como Japón y Corea, tradición y modernidad conviven perfectamente”, expone Gaëlle Patin, coordinadora del Festival Asia.

El evento tampoco olvida el folclore más puro e invita a recorrer Oriente Próximo a través de danzas pakistaníes y la canción iraní. El programa se completa con las acrobacias de la gran escuela china de circo Wuqiao. La nota de asombro la ponen los danzarines anillos con los que el ilusionista japonés Ouka encandila al público.

Al contrario que otros años, la cita, que termina el día de la Mercè, deja a un lado los talleres. Patin aclara que “ha sido por causas de presupuesto y organización”. A los espacios habituales del Espai Francesca Bonnemaison y el Ateneu Barcelonès, al Festival Asia (organizado por Casa Asia y la Diputación de Barcelona) se suman este año los escenarios del paseo Sant Joan, el castillo de Montjuïc y CaixaFórum.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS