Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desactivado un paquete bomba en la sede de un banco italiano en Barcelona

Es la segunda vez en una semana que envían un artefacto a una firma financiera

Pasadas las cinco y media de la tarde, los trabajadores del banco Mediolanum vivieron una pequeña sacudida. Los Mossos se plantaron en el edificio y les obligaron a desalojarlo. Poco antes habían recibido un paquete bomba. Los responsables de la entidad financiera avisaron a la policía catalana, que, debido a los antecedentes, le dieron cierta credibilidad al aviso. El jueves pasado, también en una firma relacionada con el sector financiero, la gestoría Professional BookKeeping Services, en Sarrià, llegó un paquete con características similares. En el interior había una nota que avisaba de que se trataba de una bomba.

En ambos casos el artefacto era real. Los especialistas en explosivos de los Mossos d'Esquadra, los TEDAX, tardaron ayer cerca de una hora en conseguir desactivar el paquete bomba. Mientras trabajaban, los agentes cortaron la avenida de Diagonal, a la altura del 668, donde se encuentra la sede bancaria. Tras el cordón policial, algunos de los trabajadores de la entidad y de parte del resto de personas desalojadas del edificio (unas 80) seguían lo que ocurría en el interior del banco. Antes de las siete de la tarde, la policía logró desactivar el paquete y paulatinamente regresó la normalidad a la zona y se restableció el tráfico.

El caso es prácticamente calcado al que ocurrió el jueves 12 de septiembre en la gestoría de Sarrià. De nuevo un paquete, enviado desde el extranjero, con material explosivo. En aquella ocasión, sin embargo, el aviso llegó a primera hora de la mañana, a las nueve y media, y los especialistas estuvieron trabajando hasta las once y media. El envío contenía un temporizador, y diversos cables conectados a una especie de baterías.

En los últimos días, se han producido avisos similares tanto en Sevilla como en Madrid. De nuevo paquetes enviados desde el extranjero a diversas compañías, según fuentes policiales. Aunque hasta el momento no han trascendido más detalles sobre el origen de los paquetes ni las compañías concretas a las que iban destinados.

El banco Mediolanum forma parte del grupo con el mismo nombre, de origen italiano, controlado en parte por Silvio Berlusconi. La gestoría Professional BookKeeping Services también trabaja a nivel internacional, y, según fuentes policiales, también tiene vínculos con Italia. Por ahora, todas las hipótesis siguen abiertas, aunque una de las posibilidades es que tras ambos casos se encuentre el mismo autor o autores.

Los avisos de bomba no son raros en la ciudad. El miércoles, el servicio de vigilancia del Parlament avisó de una mochila sospechosa. Los TEDAX se movilizaron, pero finalmente en su interior solo había libros. En la Diada hubo una llamada advirtiendo de la colocación de un paquete en el centro de Barcelona, pero al llegar al lugar, solo encontraron una caja de zapatos con un teléfono y varios cables, pero de juguete.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >