La secretaria autonómica más cercana a Fabra elude responder a la oposición

El Consell dice ahora que RTVV podría no cerrarse aunque se anulase el ERE

Esther Pastor, este miércoles, durante su comparecencia en una comisión de las Cortes Valencianas.
Esther Pastor, este miércoles, durante su comparecencia en una comisión de las Cortes Valencianas. MÒNICA TORRES

“Reforzar el área de apoyo al presidente, sin generar coste alguno y ahorrando”. La secretaria autonómica de Organización, Coordinación y Relaciones Institucionales, Esther Pastor, bajo cuya responsabilidad agrupó hace unos meses el jefe del Consell, Alberto Fabra, las competencias de varios departamentos de Presidencia de la Generalitat, reiteró este miércoles en las Cortes la idea de mejorar la coordinación institucional, hacer “más con menos” y mejorar la agenda del presidente. Pastor, que compareció por primera vez en una comisión de las Cortes Valencianas, cifró en 220.000 euros el ahorro conseguido con la reestructuración, dijo que “la Generalitat debe ofrecer una imagen cohesionada” y eludió responder a las preguntas de la oposición, a cuyos representantes invitó a hacerlas por escrito.

“La felicito”, le dijo ante la nutrida presencia de periodistas el diputado socialista Rafael Rubio, que había solicitado la comparecencia. “Ni siquiera los vicepresidentes del Consell han suscitado tanta expectación”. El parlamentario puso en duda qué funciones nuevas añade la nueva secretaria autonómica a la dirección general que antes desempeñaba y le preguntó por el polémico curso de liderazgo de Fabra. “¿Cuándo notó que no estaba tan fuerte y recomendó la contratación de un entrenador personal?”, le inquirió. También criticó que se contratara a un cocinero en la Generalitat en tiempos de recortes, a lo que Pastor respondió que en 1990, cuando gobernaba el socialista Joan Lerma, se creó una plaza de cocinero. Y Rubio replicó que, gracias a una respuesta escrita del vicepresidente José Ciscar, sabe que nada tiene que ver aquella plaza porque el cocinero fue contratado el pasado abril.

Mireia Mollà preguntó a Pastor “cuántas reuniones ha tenido el presidente de la Generalitat con el presidente del Gobierno de España” y con el ministro de Hacienda. “No he venido a hablar de reuniones con Montoro y Rajoy”, respondió Pastor. Ignacio Blanco, de Esquerra Unida, la criticó por proclamar transparencia y no responder. Como quiera que el diputado Eduardo Ovejero, del PP, advirtió a Pastor de que, “dado que su departamento es el más cercano al presidente”, será un “baluarte a destruir” por parte de la oposición, Rubio señaló a la secretaria autonómica: “Desde la oposición hemos sido muy respetuosos. Cuídese de los suyos”.

A continuación, compareció la secretaria autonómica de Presidencia, Cristina Macias, para explicar el funcionamiento de la Abogacía de la Generalitat. En su intervención negó que la eventual anulación judicial del ERE de RTVV conduzca inexorablemente al cierre de Canal 9. Matizó, así, las advertencias del vicepresidente y portavoz José Ciscar en ese sentido. Según Macias, la cláusula del contrato-programa que prevé su resolución si se anula el ERE “obedece a la voluntad” de la propia RTVV.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS