Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Doble brindis

El SAT programa ‘Dancing Partners’, un programa de piezas de compañías internacionales

El pasado fin de semana el Sant Andreu Teatre (SAT), inició la temporada de danza celebrando sus diez años de programación continuada y la reelección, por concurso público, de la misma junta directiva. Para celebrarlo el bailarín, coreógrafo y responsable de la programación de danza del teatro, Thoman Noone, convirtió durante tres días este espacio escénico en una fiesta con muchos invitados.

Bajo el nombre de Dancing Parteners, Nonne ha invitado a seis compañías de danza contemporánea internacionales que han organizado actuaciones, talleres de trabajo y conferencias.

El proyecto de Noone es el intercambio con compañías extranjeras para el beneficio cultural de creadores, bailarines y público. Entre las numerosas actividades hay que destacar el estreno de Sin, una coreografía del joven catalán Joan Clevillé para la Thomas Noone Dance y el espectáculo de clausura a cargo de ésta última y el grupo sueco Norrdans.

La noche del sábado no cabió ni un alfiler en el Sat. Representantes de los organismos oficiales y un público variopinto aplaudieron con entusiasmo las piezas que se ofrecieron. La coreografía más celebrada fue Beautiful beast un interesante trabajo de Noone para la compañía NorrDans con música del grupo folclórico sueco Gjallarhorn, que actuó en directo.

BRUTAL LOVE POEMS / BEAUTIFUL BEAST

Coreografía de Thomas Noone. Música de Jim Pinchen y canciones populares suecas, interpretadas por Noone Dance y NorrDans, respectivamente

Sant Andreu Teatre, Sat. Barcelona. 14 de septiembre

Las bellas canciones sobre la mitología escandinava han inspirado al coreógrafo una pieza con un gesto primario y visceral en el que el trabajo coral palpita el movimiento tribal. El baile desprende una gran energía. Los ocho excelentes bailarines del grupo sueco realizaron una entregada interpretación logrando despertar la imaginación del espectador a bosques encantados y a dioses y animales legendarios.

La función había comenzado con Brutal love poems, el último trabajo de Noone para su compañía. Se trata de una pieza abstracta bailada por dos parejas con música original del compositor e intérprete inglés, Jim Pinchen. El baile es muy físico, con un dinámico sentido del ritmo y un uso muy vital de los recursos del cuerpo. Los distintos niveles interpretativos de los bailarines restaron cohesión a la obra.