Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Iniciativa Ciudadana Europea sobre el derecho al agua entrega las firmas

Los colectivos sociales reclaman que la UE incorpore sus demandas a la legislación básica

La Iniciativa Ciudadana Europea sobre el derecho al agua entrega las firmas Ampliar foto

Los colectivos sociales españoles que han participado en la primera Iniciativa Ciudadana Europea, una figura que permite sugerir regulaciones de la UE en función del apoyo ciudadano de al menos un millón de personas, han conseguido casi el doble (1,9 millones) en 17 meses y en trece países. España ha sido uno de ellos y los representantes de este grupo han entregado este lunes las firmas.

"La elevada participación ha reflejado que la población europea demanda ser consultada en aspectos tan cruciales para la vida como es la gestión del agua", afirman los responsable de la iniciativa, la primera de estas características que se registra en Europa y que ya ha conseguido que el agua quede fuera de la directiva de privatizaciones.

Pero este no era el objetivo final, sino que la UE apruebe una normativa que garantice los servicios de agua y saneamiento para toda la población en Europa.

Más de 50 municipios y Diputaciones aprobaron en sus plenos que el agua se considere un derecho humano y quede al margen de la liberalización y comercialización.  El Parlamento de Andalucía apoyó por unanimidad una proposición no de ley propuesta impulsada por la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (Aeopas) y por la fundación Nueva Cultura del Agua. El acceso al agua y al saneamiento considerados como un derecho humano fue reconocido por la ONU en 2010.

La Federación Europea de Sindicatos de Servicios Públicos impulsó la ICE del agua y abrieron esta herramienta a la participación de un elevado número de colectivos y redes europeos como el Movimiento Europeo del Agua.

Aeopas espera que, con esta entrega de firmas, "la Comisión y el Parlamento Europeo escuchen la voz tantas mujeres y hombres de Europa y que aprueben la normativa necesaria para garantizar que todas las personas de la UE puedan acceder a un buen servicio de abastecimiento y saneamiento del agua".