Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados dos inmigrantes escondidos en maletas en una furgoneta en Algeciras

Los jóvenes relatan que tuvieron dificultades para respirar durante el trayecto desde Marruecos

Pagaron 6.000 y 6.500 euros al conductor, que ha sido detenido

Una inmigrante sale de la maleta en la que estaba oculta.

Los traficantes de inmigrantes irregulares no dejan de idear medios para lucrarse de la desesperación de las personas. En los últimos meses, se han descubierto sin papeles encogidos en dobles fondos en maleteros y huecos de motores de coches. La Policía Nacional ha informado este sábado de la detención de un hombre que intentaba introducir a dos inmigrantes ocultos dentro de maletas en el puerto de Algeciras.

Ambos, un hombre y una mujer de 27 y 24 años respectivamente, viajaban en una furgoneta escondidos en las maletas, que a su vez se hallaban bajo varias bolsas equipaje. Habían pagado al conductor 6.000 y 6.500 euros por el viaje. El detenido es conocido en la localidad marroquí de Asilah por favorecer la inmigración ilegal, según la policía.

El descubrimiento de los inmigrantes de la maleta se produjo el pasado martes, cuando los funcionarios procedieron a la inspección de una furgoneta sospechosa. En el interior viajaban una familia marroquí compuesta por un matrimonio y sus tres hijos menores de edad. Los agentes observaron que portaban gran cantidad de maletas en la parte posterior del vehículo. Despertó sus sospechas una que se encontraba algo deformada. Al abrirla, descubrieron en su interior a un hombre de origen marroquí. Tras continuar la búsqueda, los policías localizaron en otra maleta a una joven marroquí que carecía de documentación.

Los dos relataron a los agentes que lo habían pasado muy mal ya que apenas podían respirar, ya que aunque el detenido había practicado un agujero en el forro interior de las maletas para obtener una mayor ventilación, colocó encima más equipaje para que pasaran desapercibidos.

Escondido en una cabeza tractora

Durante esta semana otros cinco inmigrantes han sido detectados en el puerto de Algeciras intentando entrar de forma irregular, entre ellos un menor que se ocultaba en la cabeza tractora de un camión que viajaba en el ferry. Los guías caninos de la policía rumana, desplegados en una operación de colaboración con la española, detectaron su presencia en la zona del motor, cuando el vehículo sacaba una batea con mercancía procedente de Tánger. El joven se encontraba oculto en un lugar donde el motor alcanza altas temperaturas, con el riesgo de quemaduras y de caerse en marcha.

También fue localizada una mujer de unos 55 años escondida bajo una manta a los pies de los viajeros de un vehículo de un familiar, y un hombre escondido en un doble fondo practicado en el maletero de un coche, entre las maletas y los asientos traseros.

Otros dos inmigrantes fueron interceptados al intentar entrar de forma irregular en el ferry de línea, al que acceden en Tánger en el momento que éste parte hacia Algeciras, con vestimenta de buzo y una bolsa con ropa seca.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >